Última hora

Última hora

Convertir las ciudades africanas en localidades más sostenibles

La temporada de lluvias tiene que llegar a Johanesburgo y a toda Sudáfrica pero hace meses que no llueve. Esta sequía es uno de los ejemplos de las

Leyendo ahora:

Convertir las ciudades africanas en localidades más sostenibles

Tamaño de texto Aa Aa

La temporada de lluvias tiene que llegar a Johanesburgo y a toda Sudáfrica pero hace meses que no llueve. Esta sequía es uno de los ejemplos de las consecuencias del cambio climático. Los expertos y las instituciones internacionales siguen debatiendo cómo combatirlo pero… ¿Qué papel pueden jugar las ciudades?

Es una de las cuestiones que se han planteado en la cumbre Africities que acaba de celebrarse en Johanesburgo.

“Durante 5 días, miles de personas de todo el continente africano se han reunido aquí en Johanesburgo. Líderes locales que se han congregado para debatir y compartir sus experiencias con una convicción: si los problemas tienen que ser pensados de forma global, las soluciones tienen que venir del ámbito local”, comentaba nuestro enviado especial a Johanesburgo Olivier Péguy.

Abiyán, Lagos, Kampala o Duala. Unas treinta ciudades africanas han tomado cartas en el asunto para mejorar la situación climática.
El objetivo es reducir las emisiones de CO2 y para ello hay varias propuestas, como plantar más árboles en las ciudades o privilegiar un transporte público menos contaminante. La ciudad de Johanesburgo es un ejemplo de esta lucha.

“Estamos trabajando en un programa que genera electricidad de los vertederos. También tenemos nuestro propio plan energético en las plantas de tratamiento de aguas residuales. Otro de nuestros programas es convertir los autobuses que utilizan diesel y biogás en vehículos que solo usen gas natural. La idea es tener fuentes más fiables de gas y utilizar solo este combustible”, declaraba el alcalde de Johanesburgo, Parks Tau.

No solo las grandes metrópolis están pensando en nuevas estrategias de desarrollo, las ciudades más pequeñas también intentan volverse más ecológicas.

Ross-Bethio una localidad de 12.000 habitantes del norte de Senegal está intentando darle un mejor uso a sus arrozales.

“Estamos intentando poner en marcha un programa que evite el uso del carbón y del gas. Queremos utilizar la paja de arroz, que nos permitirá ahorrar bastante. Se puede utilizar la paja de arroz como leña ya que dura más tiempo que el carbón y además nos evita cortar madera y así seguir deforestando. Nuestro objetivo es convertir Ross-Bethio en una localidad verde”, apuntaba el alcalde de la ciudad, Amadou Bécaye Diop.

Muchas ciudades africanas sufren a menudo cortes de electricidad. Para luchar contra este problema, algunos ayuntamientos han decidido utilizar la energía solar. Como apunta este responsable del programa ONU-Habitat, las paneles solares están cada vez más presentes.

“Me sorprendió bastante ver en un pueblo de Burkina Faso varias tiendas que vendían paneles solares. Vienen de China y se venden allí. Eso significa que estamos cada vez más en un periodo de transición energética porque su coste es asequible y hay demanda. La gente cada vez utiliza más esta tecnología”, decía Vincent Kitio, de ONU-Habitat.

Reinventar la ciudad desde la perspectiva del desarrollo sostenible es uno de los intereses de esta cumbre de “Africities” que se celebra cada tres años.

La próxima edición serán en 2018 en la capital de la República del Congo, Brazzaville.