Última hora

Última hora

¿Qué haría que la #COP21 fuera un éxito?

A partir del próximo lunes, París será escenario de una nueva Cumbre sobre el Cambio Climático que podría marcar un antes y un después. De esta cita

Leyendo ahora:

¿Qué haría que la #COP21 fuera un éxito?

Tamaño de texto Aa Aa

A partir del próximo lunes, París será escenario de una nueva Cumbre sobre el Cambio Climático que podría marcar un antes y un después. De esta cita que durará dos semanas, se espera que salga un compromiso vinculante internacional para la reducción de los gases de efecto invernadero, incluidas las grandes potencias. Francia, el país anfitrión, defenderá una posición ambiciosa, centrada en el objetivo de reducir en las emisiones de gases de efecto invernadero en un 40 % en 2030 y un 60 % en 2040 (respecto a 1990). El objetivo fundamental es limitar el aumento de la temperatura global en menos de 2º C.

Lograr un acuerdo vinculante

El secretario de Estado estadounidense, John Kerry, ha advertido que de la conferencia sobre el clima en París no saldrá un tratado que obligue legalmente a los Estados a reducir sus emisiones de dióxido de carbono.
http://www.ft.com/intl/cms/s/0/79daf872-8894-11e5-90de-f44762bf9896.html#axzz3sVXWpNEW

Pero el presidente francés asegura que si no es vinculante, no habrá acuerdo.
El 12 de noviembre en Malta aseguró: “Si el acuerdo no es vinculante no habrá acuerdo, porque eso haría imposible verificar o controlar la aplicación de las medidas adoptadas.”
http://www.lavoixdunord.fr/france-monde/hollande-l-accord-a-la-cop21-sera-contraignant-ou-il-ia0b0n3156866

Anthony Hobley, director ejecutivo de la Iniciativa Rastreador de Carbono, en cambio, afirma que tampoco sería el fin del mundo si no se logra un acuerdo internacional vinculante: “En un mundo donde un tratado así requiere la ratificación del Congreso estadounidense, esas expectaciones son a día de hoy irrealistas. Pero lo que es más, un acuerdo vinculante tan rígido en estos momentos podría ser contraproducente. Sin embargo no es irrealista pensar que el desarrollo de las tecnologías podrían cambiar la dinámica del cambio climático rápidamente. Y cuando esto suceda, no queremos estar bloqueados en un acuerdo vinculante que no es lo suficientemente ambicioso.”
http://www.carbontracker.org/what-will-success-for-paris-cop-21-look-like/

Tener en cuenta a los países en vías de desarrollo o vulnerables

Janos Pasztor, exresponsable de Naciones Unidas sobre cambio climático, asegura que el acuerdo debe tener en cuenta a los países que no necesariamente tienen medios para emprender acciones: “También tiene que haber una dimensión solidaria, solidaria con quienes son más vulnerables, y con quienes tienen menos capacidad de acción sin apoyo financiero y tecnológico. También tiene que se creible, creible en términos de lo cómo medimos lo que los países están haciendo, pero también creible en términos de lo que se propone como apoyo financiero” http://www.un.org/apps/news/story.asp?NewsID=51721#.VlW17HYvdGq

La solidaridad es también clave para Céline Ramstein, del Instituto del Desarrollo Sostenible y de las Relaciones Internacionales (IDDRI). Ramstein ha asegurado a euronews que tanto la financiación como la transferencia de tecnologías, ayudan a los países a cumplir sus compromisos sobre cambio climático. En su opinión, también hay que incluir en estos esfuerzos al sector privado, no sólo a los países.

El V20, Un foro que representa a los llamados países vulnerables en la COP21, ha pedido un incremento de las ayudas financieras y la mejora del desarrollo de la tecnología y la cooperación para promover la innovación, la difusión y la implementación de los objetivos acordados.”
http://www.thecvf.org/wp-content/uploads/2015/11/111115_PH-proposed-Manila-communique11092015_FINAL-0021.pdf

Objetivos razonables para reducir el calentamiento global

El Acuerdo universal sobre el cambio climático que se pretende cerrar en París tiene como objetivo principal limitar el aumento de la temperatura global en menos de 2º C, pero el Gobierno francés tampoco rechazaría la cifra de 1,5º C.

http://www.cop21.gouv.fr/wp-content/uploads/2015/11/DPconf%C3%A9renceLima.pdf

Es también la cifra por la que apuestan los llamados países vulnerables en la COP21.
http://www.thecvf.org/wp-content/uploads/2015/11/111115_PH-proposed-Manila-communique11092015_FINAL-0021.pdf

Pero para Michel Colombier, investigador en el IDDRI sería un grave error. En su opinión establecer el límite en 1,5º C sería como poner a los países frente a un muro demasiado alto, ya que para lograr ese objetivo, señala “casi habría que dejar de respirar”. “Dos grados, añade, es adecuado porque se ha convertido en un emblema político que obliga a los países a replantearse sus emisiones. Es ya un enorme progreso.”

Permitirse ser ambiciosos

Céline Ramstein, del Instituto del Desarrollo Sostenible y de las Relaciones Internacionales (IDDRI), considera que un buen acuerdo propiciaría un nuevo encuentro en cinco años en el que los jefes de Estado y de Gobierno podrían mostarse aún más ambiciosos y recortar de nuevo sus emisiones.

La Agencia Internacional de la Energía secunda las palabras de Ramstein y asegura que los objetivos climáticos nacionales deben ser revisados periódicamente para mostrar el alcance de las medidas adoptadas y fijarse nuevas metas. Añadió también debe haber una forma de seguimiento de los logros.

https://www.iea.org/newsroomandevents/pressreleases/2015/june/iea-sets-out-pillars-for-success-at-cop21.html

Entender que no es sólo cosa de Gobiernos
Anthony Hobley, director ejecutivo de la Iniciativa Rastreador de Carbono, asegura que el acuerdo debe reconocer que no se trata solo de gobiernos y política, sino también de tecnología limpia, eficiencia y la financiación del sector privado.

Para La Agencia Internacional de Energía está claro que el sector energético debe desempeñar un papel fundamental para que los esfuerzos para reducir las emisiones: “Aunque vemos un creciente consenso entre los países en que es el momento de actuar, debemos asegurarnos de que las medidas adoptadas son adecuadas y que los compromisos asumidos se mantienen.”

La AIE pide específicamente centrarse en la eficiencia energética; una reducción de las centrales eléctricas de carbón; un aumento de la inversión en tecnologías de energía renovable a partir de 270 mil millones de dólares a 400 mil millones en 2030; una eliminación gradual de los subsidios a los combustibles fósiles para el año 2030; y la reducción de las emisiones de metano.
https://www.iea.org/newsroomandevents/pressreleases/2015/june/iea-sets-out-pillars-for-success-at-cop21.html

La Iniciativa Climática de Petróleo y Gas, aseguró en un comunicado: “Para nosotros, como proveedores de energía, y para los consumidores de energía, el reto de satisfacer la creciente demanda de energía con bajas emisiones es más complejo, al menos en el corto plazo. Sin embargo, la inversión en gas, en energías renovables contribuirá en gran medida a reducir el costo y el impacto del cambio climático para las generaciones futuras. Esperamos que la COP21 ayudará a superar estos retos y nos ponga en la senda adecuada para abordar progresivamente los problemas derivados del cambio climático.”
http://www.oilandgasclimateinitiative.com/wp-content/uploads/2015/10/OGCI-CEO-Declaration-2015.pdf