Última hora

Última hora

Acuerdo histórico para combatir el cambio climático: arranca la era del desarrollo "bajo en carbono"

El mundo ha alcanzado en París un acuerdo histórico para combatir el calentamiento global. Tras dos semanas de discusiones y varias noches en vela

Leyendo ahora:

Acuerdo histórico para combatir el cambio climático: arranca la era del desarrollo "bajo en carbono"

Tamaño de texto Aa Aa

El mundo ha alcanzado en París un acuerdo histórico para combatir el calentamiento global. Tras dos semanas de discusiones y varias noches en vela, el ministro francés de Exteriores, Laurent Fabius, ha puesto un broche de oro a una cita que muchos calificaron como de la última oportunidad para evitar una catástrofe climática sin precedentes. Sosteniendo el martillo verde que utilizó para dar por aprobado el acuerdo, Fabius afirmó ante los representantes de los casi 200 países presentes en la Cumbre: “Es pequeño, pero con él podemos hacer grandes cosas”. La euforia se apoderó de la sala.

El pacto para reducir drásticamente las emisiones de gases de efecto invernadero
es vinculante y persigue que el aumento de la temperatura media del planeta no alcance los 2 grados centígrados de aquí a finales de siglo. Los gobiernos se han comprometido a hacer todo lo posible para que ese incremento no rebase los 1,5 grados.

Todos los estados deberán rendir cuentas del cumplimiento de su parte del tratado y deberán revisar sus contribuciones al alza cada cinco años. Para llegar a este punto, que abre una nueva era económica baja en carbono, han hecho falta 21 años de cumbres del clima y 12 meses de intensísimos esfuerzos diplomáticos. Los países desarrollados se han comprometido a entregar 100.000 millones de dólares anuales a los menos desarrollados para que financien sus políticas climáticas a partir del año 2020.

Las ONG presente en París piden que no se baje la guardia: “Este acuerdo no nos saca del agujero en el que estamos”, decía el Director Ejecutivo de Greenpeace. La diferencia es que ahora es menos profundo y tiene algunos ganchos a los que nos podemos agarrar para que este movimiento siga creciendo en todo el mundo”.