Última hora

Última hora

#20D La reforma constitucional, asignatura pendiente de la democracia española

La Constitución española acaba de celebrar sus 37 años. Este aniversario coincide con la campaña para las elecciones generales del 20 de diciembre

Leyendo ahora:

#20D La reforma constitucional, asignatura pendiente de la democracia española

Tamaño de texto Aa Aa

La Constitución española acaba de celebrar sus 37 años. Este aniversario coincide con la campaña para las elecciones generales del 20 de diciembre, en las que uno de los retos es la crisis institucional y el debate político entre partidarios y detractores de la reforma de la Ley Fundamental. Con motivo de la jornada de puertas abiertas en el Congreso de los Diputados, euronews ha hablado con el profesor de derecho Constitucional de la Universidad Autónoma de Madrid (UAM) Antonio Arroyo Gil, uno de los expertos que ha trazado con más precisión las líneas de una reforma constitucional que juzga necesaria.

Los padres de la Constitución de 1978, lograron consensuar un texto que permitió una exitosa transición de la dictadura a la democracia. Pero, ¿sigue siendo válido en 2015?

Antonio Arroyo Gil:
“Yo no creo que haya quedado obsoleta la Constitución de 1978, es un texto relativamente moderno, muy avanzado para su época, en materia de garantía de derechos es una de las más progresistas en el entorno comparado, pero sí que es verdad que en 1978 no fue posible dar respuesta a algunas cuestiones que hoy en día se manifiestan como problemáticas, sobre todo el tema territorial.”

El desafío separatista en Cataluña ha puesto de relieve las límitaciones del modelo de descentralización español que, sin embargo, ha transferido muchos poderes del Estado a las Comunidades Autónomas.

Antonio Arroyo Gil:
“Yo creo que hay que poner en marcha ya un gran debate público porque se ha manifestado que hay una crisis territorial importante y no solamente para dar respuesta a la cuestión catalana, sino porque en realidad hay cuestiones que no están bien resueltas en la Constitución, el reparto del poder público, las competencias entre el Gobierno central y las Comunidades Autónomas, el Senado, habría que reformarlo para convertirlo en una auténtica cámara de representación de la voluntad de las Comunidades Autónomas, la financiación, convendría fijar los principios fundamentales, la solidaridad interterritorial y la corresponsabilidad fiscal.”

Tras la abdicación de Juan Carlos I en favor de su hijo Felipe VI, la monarquía española parece haber recuperado su popularidad, pero: ¿cómo interpretar el silencio del rey, por qué la corona no ha jugado ningún papel en relación con el desafío secesionista?

Antonio Arroyo Gil:
“No lo ha tenido y no lo debe tener en mi opinión, el monarca es un símbolo de la unidad del Estado como dice la Constitución y en ese sentido yo creo que tiene que ejercer su “autoritas” de manera discreta como lo viene haciendo. Algún mensaje ha lanzado, yo creo, para dejar claro cuál es la postura no de la Corona si no de la institución que representa, que no puede ser otra que la defensa de la unidad del Estado.”

¿Cuáles serán las primeras obligaciones del futuro presidente del Gobierno español surgido de las elecciones del 20 de diciembre?

Antonio Arroyo Gil:
“Pues yo creo que el futuro presidente del Gobierno lo primero que debería hacer es hacerse eco de que existe un grave problema territorial, no solaparlo, y liderar ese proceso, convocar a todas las fuerzas políticas para ver si hay un consenso importante, en su caso para acometer esa reforma constitucional y para lanzar un mensaje muy claro a muchos ciudadanos de Cataluña que consideran que por parte del Estado central y del Gobierno en particular no se está tomando muy en serio el malestar allí existente.”

Francisco Fuentes, euronews:
La reforma constitucional es una de las grandes asignaturas pendientes de la democracia española, una asignatura que los diputados y diputadas que salgan de las próximas elecciones tendrán que aprobar.