Última hora

Última hora

#20D Mariano Rajoy, de presidente escurridizo a candidato tranquilo

Cuenta con el apoyo sin fisuras de su partido, que ha cerrado filas en torno a su candidatura a la presidencia del Gobierno destacando su gestión de

Leyendo ahora:

#20D Mariano Rajoy, de presidente escurridizo a candidato tranquilo

Tamaño de texto Aa Aa

Cuenta con el apoyo sin fisuras de su partido, que ha cerrado filas en torno a su candidatura a la presidencia del Gobierno destacando su gestión de estos cuatro años y subrayando que sin él, España habría quebrado.

A sus 60 años, la meta de Rajoy apodado el perseverante es lograr una mayoría suficiente para gobernar.

Pero la tenacidad y la fama de estadista tranquilo que le auparon al poder en 2011, en plena crisis económica, topan ahora con contrincantes más jóvenes que dicen encarnar la “nueva política” frente a “los de siempre”.

Con uno de los índices de desempleo más elevados de la Unión Europea, el aspirante a permanecer en la Moncloa siguió a pies juntillas las reformas y la austeridad dictadas desde Alemania.

El movimiento del 15M, nacido poco antes de las elecciones que llevaron a Rajoy al poder, cristalizó la cólera de gran parte de la sociedad española, asfixiada por la austeridad y conmocionada por los numerosos casos de corrupción política.

Con lemas como “No nos representan” y “Ni cara A, ni cara B, queremos cambiar de disco”, los indignados pedían renovación en la calle. En el único debate que mantuvo Rajoy con el líder de la oposición socialista, el presidente del Gobierno saliente se defendió de las acusaciones de corrupción.

Mariano Rajoy, cancidato del PP a la presidencia del Gobierno español:
“Mire, yo soy un político honrado, como mínimo tan honrado como usted. Jamás me ha citado nadie en ningún juzgado ni jamás me acusó nadie de apropiarme de nada.”

Rajoy terminó su campaña con una imagen que dió la vuelta al mundo. Todos los partidos condenaron unánimemente la agresión que sufrió el presidente en Pontevedra a manos de un menor.