Última hora

Última hora

Las exigencias del Reino Unido copan el primer día de la cumbre europea

El primer día de la última cumbre europea del año ha dejado bien a las claras que el futuro del Reino Unido con respecto a la Unión Europea es ahora

Leyendo ahora:

Las exigencias del Reino Unido copan el primer día de la cumbre europea

Tamaño de texto Aa Aa

El primer día de la última cumbre europea del año ha dejado bien a las claras que el futuro del Reino Unido con respecto a la Unión Europea es ahora mismo un tema prioritario. Tanto el Consejo como el Gobierno británico han mostrado sin tapujos sus diferencias pero también sus intenciones de llegar a un entendimiento acerca de las cuatro reclamaciones de Cameron para seguir formando parte del equipo. A grandes rasgos, Londres pide nuevas medidas en su territorio para controlar la inmigración comunitaria, mejoras en la competitividad, más protección para sus bancos frente al euro y más soberanía. Cuatro puntos sobre los que, como anunciaba Donald Tusk, aún hay que debatir largo y tendido:

Punto de vista

Sé que Cameron está tratando de encontrar un acuerdo justo y es por eso que hoy soy mucho más optimista

“Tenemos que ser firmes a la hora de hablar de ciertas lineas rojas y de ciertos valores fundamentales”, recalcaba el presidente del Consejo. “Y puedo prometer que no vamos a ceder en lo que se refiere a la libre circulación y a la discriminación, pero sé que Cameron está tratando de encontrar un acuerdo justo y es por eso que hoy soy mucho más optimista”.

La cumbre también trata estos días la polémica propuesta de la Comisión de crear un nuevo cuerpo europeo de guardias fronterizos en sustitución de la actual agencia Frontex. Algunos países, como Grecia, ya han mostrado su desacuerdo ante la existencia de un equipo que actuaría dónde y cuándo lo requiriera el bloque comunitario y sin necesitar permiso del país afectado en cuestión.

“Debemos considerar que esto pone en duda los derechos de soberanía nacional, lo cual es algo muy grave”, alertaba a euronews el viceministro de Exteriores griego para la Unión Europea, Nikos Xydakis. “Afecta al núcleo mismo de la soberanía de un país y a los tratados europeos. No se puede cambiar la esencia de la soberanía nacional de un estado o la esencia misma de la Unión Europea con unas pocas palabras y bajo la presión y el pánico”.

Este jueves también se ha acordado la celebración, el próximo mes de febrero, de una nueva cumbre con Turquía en la que se hará balance del plan de acción llevado a cabo con este país y en el que se tratará, por supuesto, el asunto del flujo migratorio. La Comisión también pondrá estos días sobre la mesa una recomendación a los estados miembros de reubicar a los refugiados procedentes de Turquía. Por esta razón, aún no se sabe qué países participarán en dicha cumbre, teniendo en cuenta que algunos de ellos ya han dejado claro que no quieren formar parte de este programa de reasentamiento”.