Última hora

Última hora

El final esperado para Blatter y Platini

Zúrich. Mayo de 2015. Lo que se presumía como la enésima reelección de Joseph Blatter como presidente de la FIFA, resultó ser el inicio del fin de la

Leyendo ahora:

El final esperado para Blatter y Platini

Tamaño de texto Aa Aa

Zúrich. Mayo de 2015. Lo que se presumía como la enésima reelección de Joseph Blatter como presidente de la FIFA, resultó ser el inicio del fin de la credibilidad del máximo organismo del fútbol internacional.

Las autoridades suizas, a petición del Departamento de Justicia de Estados Unidos, detuvieron a varios dirigentes de la FIFA acusados de sobornos, chantajes, fraude y conspiración para el blanqueo de dinero entre otros delitos.

Unas detenciones que se pudieron llevar a cabo gracias a la figura de Chuck Blazer exsecretario general de la CONCACAF reconvertido en colaborador del FBI en un acuerdo por evitar la cárcel.

Blatter se vería obligado tan solo 2 días después de ser reelegido a poner su cargo a disposición de la FIFA y a convocar unas nuevas elecciones que se celebrarán en febrero.

Otro de los implicados en la trama de corrupción fue Jérôme Valcke, secretario general de la FIFA y relevado de su cargo tras conocerse un asunto de venta ilegal de entradas de partidos.

Entre los detenidos en Zurich se encontraban pesos pesados del organismo como Jeffrey Webb y Jack Warner, actual y antinguo presidente de la CONCACAF. También el uruguayo Eugenio Figueredo exvicepresidente de la FIFA. Blatter, por el momento, se salvaba de estar entre los detenidos.

La elección de la sede para cada Mundial de fútbol siempre ha estado ha estado en el ojo del huracán.. El pasado mes de Noviembre el escándalo salpicó al Mundial de Alemania, al saberse que el comité organizador habría hecho un pago a la FIFA de cerca de 7 millones de euros antes de la elección. Los mundiales de Rusia 2018 y Qatar 2022 también están en el punto de mira por corrupción

Finalmente el 8 de octubre y por primera vez, el peso de la justicia caía sobre Blatter. El suizo y su posible sucesor, Michel Platini, fueron suspendidos 90 días acusados de corrupción.

El mazazo final y definitivo ha llegado este lunes con la sanción de 8 año alejados de toda actividad relacionada con el mundo del deporte.