Última hora

Última hora

El petróleo venezolano cae de los treinta dólares y la inflación se dispara al 150%

Uno de los países más castigados por el desplome de los precios petrolíferos es Venezuela, una espiral que se une ahora al desenlace incierto por la

Leyendo ahora:

El petróleo venezolano cae de los treinta dólares y la inflación se dispara al 150%

Tamaño de texto Aa Aa

Uno de los países más castigados por el desplome de los precios petrolíferos es Venezuela, una espiral que se une ahora al desenlace incierto por la victoria legislativa de la oposición a la presidencia de Nicolás Maduro. El precio del barril venezolano descendió la semana pasada de los treinta dólares, en un nivel aun más bajo del que se paga en los mercados occidentales. Y Venezuela depende en un 95 por ciento de sus exportaciones de crudo.

La consecuencia es que, en la calle una economía que ya era autártica, ahora se ha convertido de supervivencia. Se hacen colas para comprar y la inflación real está en más del 150 por ciento por el mercado paralelo.

“Uno se limita mucho”, se lamenta Carlos González, un residente en Caracas. “Todo está supercaro para comprar un par de zapatos o cualquier cosa. No alcanza”.

“No alcanza para nada”, confirma Virginia Romero, otra residente en la capital. “Tengo una niña discapacitada. De hecho, acabo de presentarme a una solicitud de trabajo porque con el sueldo de mi esposo, mi hijo y el mío mismo no tenemos suficiente. Estamos en una situación crítica”.

Aunque Maduro comunicara a la OPEP que la inflación empieza a bajar y se halla en el cien por cien, la verdad es que el Fondo Monetario Internacional calcula que para el año que viene llegará al doscientos. Y que la economía está retrocediendo un diez por ciento. En los mercados de Caracas se calcula que para comprar ropa y calzado para las fiestas navideñas se necesitan mil dólares porque por cada billete verde hay que pagar doscientos bolívares.