Última hora

Última hora

Correo electrónico laboral y estrés

Leyendo ahora:

Correo electrónico laboral y estrés

Tamaño de texto Aa Aa

Un grupo de psicólogos ha realizado recientemente en el Reino Unido un estudio centrado en las costumbres de los trabajadores respecto a su correo

Un grupo de psicólogos ha realizado recientemente en el Reino Unido un estudio centrado en las costumbres de los trabajadores respecto a su correo electrónico. Entre estos trabajadores se encuentran aquellos que son capaces de ignorar su correo pero también los que no lo pueden olvidar.

Este informe asegura que los malos hábitos están relacionados con el estrés y la presión.

“Consultar nuestro correo a la mañana temprano, durante todo el día y a la noche es algo que está directamente relacionado con la presión y el estrés. Así que el problema no es la cantidad de correos que recibimos, el problema es cuándo y cómo se tiene acceso a la cuenta”, explica el Doctor Richard MacKinnon.

Muchas personas aseguran sentirse obligadas a responder a un correo aunque ya no se encuentren en horas de trabajo.

“Si, es cierto pero ya hay empresas que quieren frenar todo esto. Debería haber más compañías que se preocupasen por este asunto”, explica una mujer.

“Es como una presión continua, todo el día, todo el tiempo, siempre debes estar disponible para responder a los correos electrónicos, incluso en tus horas libres. Es como si ya no hubiese diferencia entre el trabajo y tu tiempo libre”, afirma un señor.

La organización británica de salud mental Mind asegura, por su parte, que el correo electrónico ha ofrecido oportunidades laborales a muchas personas que viven en lugares remotos. Pero las conclusiones de su propio estudio coinciden con las del trabajo de los psicólogos.

“Los límites entre la vida laboral y el tiempo libre de los trabajadores ya no están tan claros, sobre todo debido a la tecnología. Las personas creen que deben consultar sin cesar su correo desde casa o cuando no están en la oficina. Pero hemos recibido muchas visitas de responsables de empresas que se preocupan por este asunto y quieren hacer algo al respecto”, asegura Madeleine McGivern de Mind.

Según la empresa estadounidense de análisis de mercado digital Radicati, en 2018 más de dos mil millones de personas en el mundo podrían consultar ya su correo eléctronico en su teléfono.