Última hora

Última hora

Historial de las sanciones contra Irán

Calificado de histórico, el acuerdo sobre el programa nuclear iraní pone un término a años de sanciones contra la república islámica, entre ellas

Leyendo ahora:

Historial de las sanciones contra Irán

Tamaño de texto Aa Aa

Calificado de histórico, el acuerdo sobre el programa nuclear iraní pone un término a años de sanciones contra la república islámica, entre ellas, las impuestas por Naciones Unidas entre 2006 y 2010.

Pero la larga historia de desencuentros comenzó mucho antes. En 1979, la revolución islámica seguida del asalto de la embajada estadounidense en Teherán, que culminó con la toma de rehenes estadounidenses, marcó el primer frenazo en las relaciones diplomáticas entre Teherán y Washington.

Estados Unidos decidió congelar los bienes iraníes en Estados Unidos y prohibir el intercambio de bienes y servicios con Irán. El segundo round tuvo lugar en 1995, con el petróleo en el punto de mira. En aquella ocasión Washington incluyó a Irán en la lista de países que apoyaban el terrorismo, y prohibió el comercio de petróleo con Irán y las inversiones en la industria petrolera iraní a las compañías de todo el mundo so pena de sanciones económicas estadounidenses.

La agravación de las sanciones tuvo lugar a partir de 2005, con la llegada al poder de Mahmud Ahmadinejad. Tres años antes, el mundo había descubierto la existencia de un programa nuclear iraní congelado durante un tiempo y reanudado tras la elección de Ahmadinejad, sordo a las prohibiciones del Consejo de Seguridad de la ONU.

Entre 2006 y 2008, cuando Estados Unidos endureció las sanciones, entraron en escena las resoluciones de la ONU y las restricciones comerciales impuestas por la Unión Europea.
Aunque la economía iraní estaba ya afectada por el régimen de sanciones, el pulso prosiguió. En 2009 Ahmadinejad renovó cargo y se mantuvo en sus trece, lo que se tradujo en un nuevo endurecimiento de las sanciones que se extendieron a los bancos y a los haberes de los miembros del Gobierno.
Desde la congelación de los bienes hasta las sanciones comerciales, financieras y bancarias, pasando por el embargo sobre las armas y la confirmación del embargo sobre el petróleo, las sanciones tocaron todos los pilares de la economía iraní.

Ahora ha llegado el fn de esas restricciones, menos el embargo sobre las armas que seguirá en vigor cinco años. En primer lugar esta nueva era comenzará con dinero en efectivo: decenas de miles de dólares de los ingresos del petróleo, bloqueados actualmente en bancos extranjeros, y con otra bocanada de oxígeno: la reanudación del comercio en numerosos sectores.

Pero también habrá nuevas sanciones vinculadas al programa iraní de misiles balísticos como para recordar que el deshielo está lejos de ser total.