Última hora

Última hora

Venenos que curan

Leyendo ahora:

Venenos que curan

Tamaño de texto Aa Aa

Julián López Gómez, Euronews: Las serpientes son animales extremadamente venenosos y lo que vamos a ver en este reportaje es que el mismo veneno que

Julián López Gómez, Euronews:

Las serpientes son animales extremadamente venenosos y lo que vamos a ver en este reportaje es que el mismo veneno que puede matarnos, también puede ayudarnos a curar enfermedades cardiovasculares o enfermedades como la diabetes.

Julián López Gómez, euronews: ¿Qué está haciendo ahora?:

Rudy Fourmy, Director de Alpha Biotoxine:

“Estoy extrayendo una muestra de veneno de este lagarto moteado, una especie que procede de América Central. El veneno de una especie similar a ésta ya ha sido utilizado en la elaboración de un remedio contra la diabetes.”

Este laboratorio, situado en el sur de Bélgica, tiene cerca de doscientas especies particularmente venenosas. Los animales que se crían aquí forman parte de un ambicioso proyecto de investigación europeo llamado Venomics.

Julián López Gómez, euronews:

“Hasta ahora estos venenos se investigaban para la elaboración de remedios, pero esto parece que está cambiando…¿No es así?”

Rudy Fourmy, Director de Alpha Biotoxine:

“Hoy en día estos venenos se utilizan en el marco de la investigación fundamental para determinar cuáles son las sustancias nocivas que podrían utilizarse con fines terapéuticos”.

Las explicaciones del investigador Loïc Quinton de la Universidad de Lieja

“Este es el veneno de una serpiente sudamericana de la familia de las víboras. Es un veneno muy activo y, de entre sus muchos componentes, vamos a observar, cuáles pueden servirnos para hacer nuevos medicamentos.”

Este proyecto de análisis del veneno de los animales trata de establecer una base de datos sobre las toxinas que estos contienen. Ya se han identificado más de 4.000 mediante la espectrometría de masas y otras técnicas complejas.

Loïc Quinton de la Universidad de Lieja nos da algunas precisiones más:

“Lo que vemos en la pantalla es una representación gráfica de la composición molecular de lo que estamos analizando. Estos diferentes picos van a ser clasificados en función de su masa. Y cada pico corresponde a una toxina.”

En esta otro centro, cerca de París, estudian las toxinas que ya han sido identificadas. Estas se producen utilizando procesos biológicos y de síntesis sumamente complejos.

Gilles Mourier es investigador en el CEA de Saclay

“Y una vez terminado el proceso de síntesis obtenemos una resina, que pueden ver aquí. Esta es tratada para obtener la síntenis en bruto, con la que después se va a obtener la toxina con la que haremos finalmente el test.”

Los resultados son prometedores y según los investigadores, podrían abrir paso al desarrollo de nuevos fármacos a partir de venenos.

Nicolas Gilles es investigador en Farmacología en el CEA Saclay y coordinador del proyecto Venomics:

“Hemos elegido receptores que pueden servir para tratar alergias, diabetes o la obesidad. Que son ámbitos en los que es necesario desarrollar nuevas medicinas.”

Julián López Gómez, Euronews:

“¿Cómo van a proseguir esta investigación?”

Nicolas Gilles, investigador en Farmacología y coordinador del proyecto Venomics:

“El proceso de reconocimiento y caracterización lleva aproximadamente entre dos o tres años, después el desarrollo terapéutico puede llevar entre diez y quince años antes de llegar a una posible comercialización.”

Este proyecto podría abrir nuevas posibilidades en cuanto a avances terapéuticos. Y además, podría cambiar nuestro punto de vista sobre estas especies animales que a menudo producen aversión.

Rudy Fourmy, Director de Alpha Biotoxine:

“La mayoría de esas especies animales están amenazadas por la caza o por la destrucción de su medio natural. Si estos animales nos pueden ser útiles, quizá podamos protegerlos, pues pueden ayudarnos a crear medicamentos en el futuro.”