Última hora

Última hora

El FMI rebaja el crecimiento mundial para 2016 al 3,4% y previene a las autoridades chinas

El Fondo Monetario Internacional (FMI) revisa a la baja sus perspectivas económicas para 2016, por un repunte menor de lo esperado de los países

Leyendo ahora:

El FMI rebaja el crecimiento mundial para 2016 al 3,4% y previene a las autoridades chinas

Tamaño de texto Aa Aa

El Fondo Monetario Internacional (FMI) revisa a la baja sus perspectivas económicas para 2016, por un repunte menor de lo esperado de los países desarrollados y las dudas sobre los emergentes. En sus nuevas proyecciones, el FMI sitúa ahora el crecimiento mundial para este año en el 3,4 por ciento: dos décimas menos que en las anteriores perspectivas de octubre.

De entrada, por una disminución en Estados Unidos al 2,6 por ciento, debido a un previsible encarecimiento del dólar por la subida de los tipos de interés. En el caso de la eurozona, en cambio, se sube una décima hasta el 1,7 por ciento. Y, en el de China, se mantiene en el 6,3.

Se trata de un voto de confianza a la segunda economía del mundo, que vive una nueva tormenta financiera. Aunque los responsables del FMI le envían sus recomendaciones.

“China está haciendo una transición de modelo para depender menos de las exportaciones y las inversiones, y más del consumo y los servicios respecto a las tradicionales industrias manufactureras”, manifestó desde Londres el economista jefe del organismo, Maurice Obstfeld. “La gestión de la moneda es un área en la que las autoridades chinas podrían comunicar más claramente con los mercados”.

El desplome de las bolsas chinas contagió al resto de mercados mundiales en este inicio de año. Porque China también es el mayor importador de petróleo del planeta. Países como Rusia (-1%) o Brasil (-3,5%) vivirán un segundo año seguido de recesión por el hundimiento de los precios en las materias primas. Mientras que España se aprovechará de ello para encabezar el crecimiento entre las economías avanzadas con un 2,7 por ciento y pese a la incertidumbre política.

Giacomo Segantini, euronews:
Se encuentra con nosotros, desde Londres, el subdirector del departamento de Investigación del FMI, Gian Maria Milesi-Ferretti. El dato hecho público de un crecimiento del 6,9 por ciento en China en 2015 (su menor nivel en 25 años) se halla en la línea de las estimaciones futuras del FMI, siguiendo su desacelaración. Esta transformación ya tiene sus consecuencias. ¿Cómo afectará a la economía global?

Gian Maria Milesi-Ferretti, FMI:
“En particular, hemos visto un impacto en la demanda de las materias primas y concretamente en los metales. Esto provocó el año pasado una fuerte caída en el precio de estas materias. Con considerables implicaciones para sus países productores. Una menor inversión en China implica importaciones más débiles por parte de Pekín. Lo que afecta a los países que exportan los productos que se compran. También hay repercusiones en los mercados financieros. Y, dada la talla de la economía china, una cierta incertidumbre sobre cómo sus responsables políticos reaccionarán a las consecuencias de lo que se ha venido en llamar ‘una nueva normalidad”.

euronews:
Parece que no hay fin a la caída del precio del petróleo, especialmente tras el retorno de Irán al mercado. ¿Cuáles son las tendencias del FMI a corto plazo y qué tipo de efectos puede tener en el crecimiento global?

Gian Maria Milesi-Ferretti:
“La resistencia del pretróleo de esquisto en Estados Unidos ha sido mayor a lo que la gente se esperaba. Muchos creían que, con estos precios, la producción se desplomaría. Las inversiones se han desplomado, pero la producción se ha mantenido. Como resultado, tenemos una sobreabundancia de crudo. Un exceso de oferta que presiona a la baja los precios. Tan bajos que constituyen algo muy positivo para los importadores. Son buenas noticias para los consumidores en Estados Unidos, Europa y economías emergentes como la India. Pero esto pone en aprietos a los exportadores y algunos de ellos se enfrentan ya a situaciones muy difíciles”.

euronews:
La economía rusa debe volver a retroceder en 2016. ¿Piensa que esta contracción prolongada podría afectar al crecimiento de los países del este de Europa?

Gian Maria Milesi-Ferretti:
“Habrá, por supuesto, implicaciones transfronterizas. La mayor de ellas ocurrirá entre los países de formaban la antigua Unión Soviética y que han continuado como Comunidad de Estados Independientes. Mantienen lazos comerciales estrechos con Rusia. Además, en muchos de ellos, trabajadores expatriados envían dinero desde Rusia. Las proyecciones de crecimiento para Europa Central y del Este diría que, para el próximo par de años, son razonables. Aunque hay otros riesgos que provienen de la situación en Rusia”.