Última hora

Última hora

Austria pone un tope al número de refugiados que acogerá en 2016

Austria sólo tramitará en 2016 el 40% de las demandas de asilo que ha recibido. Lo anunciaba este miércoles el gobierno de Viena. La cifra de

Leyendo ahora:

Austria pone un tope al número de refugiados que acogerá en 2016

Tamaño de texto Aa Aa

Austria sólo tramitará en 2016 el 40% de las demandas de asilo que ha recibido. Lo anunciaba este miércoles el gobierno de Viena. La cifra de solicitudes que propone gestionar el ejecutivo es inamovible, según el canciller Werner Faymann, y se queda en 37.500 de un total de 90.000. En años sucesivos ese número se irá rediciendo para completar a finales de 2019 un total de 127.000 concesiones de asilo. Esa cifra representa el 1,5% de la población total del país.

“Cuando decimos que no podemos aceptar a todos los demandantes de asilo, no lo decimos sin razones”, explicaba Faymann. “No estamos hablando a la ligera y optando por la opción más fácil. Hemos fijado un número concreto y calculable, un valor aproximado que fija el número de peticiones que podemos asumir”.

Alemania, por su parte, se plantea seguir el ejemplo de Austria y fijar un tope, aunque todavía no hay consenso y Angela Merkel ha evitado ante la prensa extenderse en la cuestión. Este miércoles, sin embargo, la abordó en el balneario de Wildbad Kreth con los diputados de la CSU, sus socios de gobierno, aunque muy críticos con la gestión que la canciller está haciendo de la crisis.

“En lo que todos estamos de acuerdo es en que necesitamos reducir el número de llegadas drásticamente. Y creo que deberíamos concentrarnos en las causas directas que llevan a la inmigración para encontrar una solución a nivel europeo. Estoy convencida de que tendremos un debate abierto y muy benficioso si abordamos ese asunto”, concluía.

Entre tanto, la estrategia es combatir el tráfico de personas. En las últimas horas, los cuerpos policiales de Alemania y Turquía han desmantelado una red que operaba en los dos países. El viernes se celebrará en Berlín una cumbre entre representantes de ambos gobiernos, una cita clave junto a la reunión que a mediados de febrero celebrará el Consejo Europeo.