Última hora

Última hora

Carlos Ghosn: "No compro la idea de que la robotización va a destruir puestos de trabajo"

Isabelle Kumar, euronews: Carlos Ghosn como siempre muchas gracias. Hay mucho que hablar sobre las nuevas tecnologías, pero descríbame por favor cómo

Leyendo ahora:

Carlos Ghosn: "No compro la idea de que la robotización va a destruir puestos de trabajo"

Tamaño de texto Aa Aa

Isabelle Kumar, euronews:
Carlos Ghosn como siempre muchas gracias. Hay mucho que hablar sobre las nuevas tecnologías, pero descríbame por favor cómo serán las cosas cuando me siente al volante dentro de 20 años?

Carlos Ghosn:
En la nueva tecnología para la industria del automóvil, tenemos 3 tendencias principales que se perfilan para los próximos años, la primera es cero emisiones, obviamente hablo de coches eléctricos y pilas de combustible. La segunda es la conducción autónoma, que significa que estás en el coche. No es un coche sin conductor, tienes el control, puedes conducirlo cuando quieras y dejar de hacerlo con total seguridad. Y la tercera es la conectividad, lo que significa que puedes hacer en el coche lo que haces ahora en la oficina o en tu casa. Estas son las principales tendencias de la tecnología que van a transformar nuestros productos.

euronews:
¿Está impaciente, qué espera con más ganas?

Carlos Ghosn:
La verdad es que son cambios muy excitantes, porque harán que conduzca más gente. Sabemos que en muchos países los jóvenes están menos interesados en los coches. Pero, ahora que van a convertirse en un espacio personal móvil conectado, puede que les interesen más.

En segundo lugar, debido a la pérdida de facultades que viene con la edad, muchas personas dejan de conducir, pero no porque quieran, sino porque no son capaces de hacerlo. La conducción autónoma permitirá a las personas mayores con una discapacidad conducir durante más tiempo, lo que significa facilitarles la movilidad. Y al mismo tiempo, son nuevos clientes para la industria. Todas estas razones hacen que esta tecnología tenga mucho sentido. Además de eso, vamos a hacer que el tiempo en el coche sea más agradable para los que ya conducen.

euronews:
¿En qué se traduce eso en término de empleos? hay cierta preocupación por que los robots quiten trabajo a la gente.

Carlos Ghosn:
Francamente, creo que es muy difícil predecir el resultado en términos de puestos de trabajo. Hay algunas cosas que son favorables y otros desfavorables. No compro la idea de que la robotización va a destruir puestos de trabajo, porque hemos estado automatizando muchas cosas, se han estandarizado un montón de cosas. Destruimos trabajos por un lado y creamos nuevos por otro. Así que en general hemos experimentado un enorme crecimiento. Pero es difícil predecir, demostrar. Puedes decir qué es lo que está yendo en una dirección, y qué es lo que está yendo en otra. Sigo pensando que, en general, va a favorecer el crecimiento de la economía a pesar de que en nuestra propia industria es muy difícil predecir los resultados en cinco o diez años.

euronews:
Y para concluir, una pregunta sobre el escándalo de las emisiones. Sabemos que 15.000 coches han sido retirados del mercado en Francia. ¿Hasta que punto le preocupa que esto se convierta en un escándalo aún mayor?

Carlos Ghosn:
Mire, hay tanta confusión en esta historia de las emisiones…permítame que aclare algunos aspectos fundamentales para no confundir al público. La primera pregunta sobre las emisiones es: “¿hay alguien haciendo trampa?” ¿“Hay algún dispositivo que permita a un fabricante de automóviles no mostrar su comportamiento real?” En el caso de Renault, la respuesta es no. Y no sólo lo dice Renault, también el Gobierno francés ha confirmado que no hay dispositivos para trucar los resultados. Así que no podemos poner todas las empresas en el mismo saco. La segunda pregunta es si los coches se ajustan a las normas. Hay normas establecidas, oficiales, y con esas normas se homologan los coches. La cuestión es que todos los coches de Renault están homologados, todos los coches responden a las normas.

Ahora bien, el debate es donde no hay normas; es decir, ¿cuál es el rendimiento fuera de las normas? Debido precisamente a que no existen normas es muy difícil decir lo que está mal y lo que es correcto. Por eso pedimos junto a la Comunidad Europea, que se establezcan normas en los aspectos que puedan ser importantes para el consumidor. Así todos podremos decir si estamos dentro o fuera de ellas. Esa es la situación.