Última hora

Última hora

El referéndum británico divide a los eurodiputados

Unos están a favor de la salida de la UE y otros en contra, pero la mayoría de los europarlamentarios del partido de Cameron prefiere esperar a la cumbre europea.

Leyendo ahora:

El referéndum británico divide a los eurodiputados

Tamaño de texto Aa Aa

En un mes se celebrará un cumbre europea crucial, donde el primer ministro británico, David Cameron, espera obtener concesiones de cara al referéndum sobre su permanencia en la Unión Europea. En el Parlamento Europeo hay divisiones entre los eurodiputados de su propio partido. Unos están a favor de la salida, otros en contra y otros prefieren esperar al resultado de las negociaciones.

“Voy a hacer campaña para salir de la Unión Europea. Creo que las reformas que se están negociando no cambian significativamente nuestra relación con la UE. Me hubiera gustado tener una relación de libre, no una relación política con la UE”, ha dicho Daniel Hannan.

Charles Tannock cree que lo mejor es permanecer dentro de la Unión y hace campaña incluso antes de esperar a las negociaciones de la próxima cumbre europea: “El hecho de que el Reino Unido permanezca dentro de la Unión Europea es un valor añadido. No solamente por razones económicas, por el mercado único o los acuerdos comerciales. Hay también una cuestión más amplia que es el papel que tiene en el mundo, la política exterior, la seguridad, la política de defensa, la lucha contra los desafíos globales como el cambio climático y tambien el terrorismo internacional”.

Sin embargo la mayoría de los europarlamentarios asegura que va a a esperar a conocer los resultados de la cumbre de febrero antes de pronunciarse.

“Lo más importante es conseguir un buen acuerdo. Hemos dicho que vamos a celebrar un referéndum antes de que acabe 2017 y, si necesitamos dos años para llegar a un buen acuerdo, habrá que esperar dos años”, ha destacado Ashley Fox, diputado europeo conservador.

Simbólicamente Cameron necesita el apoyo de sus eurodiputados. En el Reino Unido la campaña a favor de la salida de la UE arrancó en noviembre. La mayoría de los europarlamentarios cree que la consulta se celebrará antes del verano.