Última hora

Última hora

Giacomo Agostini repasa su carrera deportiva en euronews

Está considerado como el piloto más grande de todos los tiempos. 15 títulos mundiales, 123 victorias y 162 podios lo certifican. Estamos hablando de

Leyendo ahora:

Giacomo Agostini repasa su carrera deportiva en euronews

Tamaño de texto Aa Aa

Está considerado como el piloto más grande de todos los tiempos. 15 títulos mundiales, 123 victorias y 162 podios lo certifican. Estamos hablando de Giacomo Agostini, el piloto que más carreras ha ganado en la historia del motociclismo. En Euronews, Agostini hace un repaso a su carrera deportiva y a la situación en la que se encuentra el motociclismo hoy en día.

- Muchas gracias por concedernos esta entrevista señor Agostini. ¿Cuándo nació su pasión por las motos?

- Creo que nací para las motos. Cuando era pequeño lo empecé a pensar, cuando pensaba en mi futuro trabajo me veía pilotando, participando en carreras. Empecé haciendo yincanas, pequeñas competiciones, porque mi padre no me dejaba participar en carreras. Siempre me decía que era demasiado peligroso y que no firmaría la autorización que se necesitaba. Un día, un amigo de mi padre que era notario, me preguntó por qué estaba tan triste. Le dije que quería pilotar motos y al final convenció a mi padre para que firmara la autorización. Luego se hizo un lío porque pensó que quería competir en ciclismo, no en motos. Me compré una buena moto, y empecé a disputar carreras y a ganarlas. Ese fue el principio de mi carrera.

- ¿Quiénes fueron sus ídolos cuando era joven?

- Me gustaban mucho dos pilotos italianos, Carlo Ubbiali y Tarquinio Provini, ganaron muchos campeonatos mundiales. Los llegué a ver competir hasta en tres ocasiones y siempre pensé que quería ser como ellos.

- ¿Cuándo se dio cuenta de que era mejor que otros pilotos? ¿De que tenía un enorme talento?

- No lo sabía, yo solo sentía una verdadera pasión por las motos. Mi padre siempre me decía “¿qué vas a hacer? Ahí hay grandes campeones”. Y yo le contestaba que quería competir porque amaba las motos. Cuando empecé a ganar, empecé a pensar “a lo mejor soy bueno”. Pero nunca me imaginé que llegaría a ser campeón del mundo, y ni mucho menos que lo sería 15 veces. Estoy feliz porque tuve suerte.

- Entre 1968 y 1970 usted ganó todas las carreras en las que participó en el mundial de motociclismo. ¿Como consiguió mantenerse motivado y concentrado?

- Es muy difícil proclamarse campeón del mundo y aún más repetirlo. Los podios son como una droga, te sientes bien ahí. Te sientes bien cuando estás en el escalón más alto. Todas las carreras son diferentes, es por eso que cuando ganas, siempre quieres ganar más. Siempre es un sentimiento diferente.

- Me acaba de decir que ganar era como una droga, sin embargo, llega un momento en el que tiene que parar. ¿Cuándo se dio cuenta de que había llegado el momento de dejar la competición?

- Siempre es complicado tomar una decisión de este calibre. Lo tienes que pensar muy detenidamente pero también tienes que dar una oportunidad a los pilotos jóvenes que llegan.

- ¿Estuvo tentado de volver a competir?

- No porque ya fue suficiente difícil tomar la decisión de parar. Si me retiré, ¿porqué querría volver otra vez? De ser así no lo habría dejado.

- Después del motociclismo, tuvo una pequeña experiencia en la F1. ¿Cúales son las diferencias?

-Me dieron la oportunidad de competir en F1 antes, en el ecuador de mi carrera. El señor Enzo Ferrari me lo ofreció y lo pensé mucho durante 2 o 3 días, pero decidí quedarme en las motos. Ellas eran mi pasión, todo en lo que pensaba cuando era joven. Cambiarme a los coches habría sido egoísta, me hubiera convertido en alguien que lo quiere todo. Dios ya me había dado algo y tenía que estar agradecido por ello. Sin embargo al final de mi carrera, cuando dejé las motos quise saber qué se sentía al pilotar un F1. Fue una bonita experiencia.

- Usted ha competido en 350 cc y 500 cc a la vez. ¿Es posible ver a un piloto hacer lo mismo hoy en día?

- Sí, es posible. Pero pienso que hoy en día los pilotos no lo necesitan. Están felices de poder competir en una categoría y les pagan muy bien por ello. No necesitan competir en nigún otro sitio. Antes era normal, todo el mundo lo hacía, ya fuera en 125 y 250 cc o 350 y 500 cc. Luego se dejó de hacer pero Freddie Spencer continuó compitiendo en dos categorías demostrando que era posible. Pero no, no creo que los pilotos de hoy en día tengan esas ganas.

-La última temporada fue una de las más emocionantes en años pero tuvo un final agridulce. ¿Cuál es su opinión sobre el incidente entre Marc Márquez y Valentino Rossi?

- Todo el mundo quiere ganar así que es difícil ser un caballero en la pista, siempre tienes que ser agresivo. Rossi y Márquez tuvieron un pequeño encontronazo pero esto siempre pasa. También a mi me ocurrió, no es lo mejor pero siempre sucede.

- ¿Cree que alguien puede batir sus récords?

- Los récords están para batirlos. A lo mejor un día alguien lo hará, tal vez Valentino o Márquez. Aún es muy joven así que no sé si llegaré a verlo si lo consigue.

- La última pregunta, ¿si usted pudiera cambiar algo en el motocilicsmo de hoy en día, qué cambiaría?

– No soy un gran fan de la electrónica, me gustaba más cuando los pilotos tenían que hacer todo el trabajo. A lo mejor es porque no estoy acostumbrado. Para los pilotos jóvenes, que han usado la electrónica desde sus inicios, sería muy complicado cambiar.