Última hora

Última hora

WizeFloor, moverse aprendiendo y aprendiendo moviéndose

Leyendo ahora:

WizeFloor, moverse aprendiendo y aprendiendo moviéndose

Tamaño de texto Aa Aa

WizeFloor es un suelo interactivo dedicado a niños de entre 3 y 12 años. Desde el techo se proyectan en el suelo diferentes juegos y ejercicios para

WizeFloor es un suelo interactivo dedicado a niños de entre 3 y 12 años.

Desde el techo se proyectan en el suelo diferentes juegos y ejercicios para que los niños puedan utilizar su cuerpo como si fuese un dispositivo.

WizeFloor ha sido diseñado para ayudar, sobre todo, a niños con necesidades educativas especiales.

“Algunos niños aprenden mejor moviéndose. Hay niños que pueden estar sentados leyendo un libro pero hay otros que no consiguen concentrarse, que no pueden estar quietos. Cuando utilizan su cuerpo para realizar actividades, recuerdan mejor las cosas, mucho mejor”, explica uno de los responsables del proyecto.

Profesores, estudiantes y responsables de escuelas visitan en Londres estos días una exposición dedicada a la tecnología aplicada a la educación.

Pero ¿cuáles son las verdaderas ventajas del uso de la tecnología en las clases?

“Tiene múltiples efectos, como acelerar el tiempo que nos lleva hacer algo real y concreto en las clases. Las bases son las mismas: aprender a escribir, a leer, a trabajar con los números, las matemáticas, etc… Pero todo esto se puede potenciar gracias a la aplicación de la tecnología”, asegura Mark Chambers, experto en tecnología.

Los responsables de WizeFloor aseguran también que este suelo interactivo promueve la colaboración así como la discusión entre los alumnos.

Algunos expertos advierten, sin embargo, de que lo ideal sería equilibrar el uso de la tecnología con los métodos clásicos de aprendizaje.