Última hora

Última hora

Iowa, la hora de la verdad

Tras meses de encuestas Iowa servirá para ver el impulso y futuro de los candidatos Del lado de los demócratas todo se dirime entre Hillary Clinton y

Leyendo ahora:

Iowa, la hora de la verdad

Tamaño de texto Aa Aa

Tras meses de encuestas Iowa servirá para ver el impulso y futuro de los candidatos Del lado de los demócratas todo se dirime entre Hillary Clinton y Bernie Sanders pero, incluso aunque el senador por Vermont ganara en Iowa, su victoria podría no ser suficiente para lograr la nominación de su partido. Así lo considera el analista político del Washington Post, Jim Tankersley .

“Hillary Clinton continúa siendo la gran favorita para ganar la nominación demócrata. Tiene tras de sí un enorme apoyo institucional y también entre las mujeres y las minorías, algo que quizá no pueda lograr Sanders. Si él quiere tener alguna oportunidad debe ampliar su círculo. Hasta ahora solo resulta atractivo para los jóvenes liberales con educación superior”, apunta Tankersley.

En el lado republicano está por ver, finalmente, el peso de Donald Trump, una figura con cada vez más ventaja en las encuestas a pesar de su poca popularidad entre mujeres e inmigrantes.

El historiador de la American University, Allan Lichtman nos explica las claves de su éxito: “Hay una razón más profunda para explicar el triunfo de Trump entre los republicanos y es que él ha planteado una gran cantidad de puntos de vista que, si bien eran compartidos por otros candidatos republicanos ellos no se atrevían a expresar al estar demasiado encorsetados. Trump está expresando algunos de los deseos más profundos de las bases del partido republicano”.

La amplia cobertura dada a Trump y a Sanders ha dejado a otros candidatos como Jeb Bush a la sombra. Si no consiguen buenos datos en Iowa y New Hampshire podrían tener que abandonar la carrera presidencial pronto.

“Una cosa es cierta: los caucus de Iowa, y luego las primarias de New Hampshire, ayudarán aclarar un terreno lleno, todavía, de candidatos, especialmente en el lado republicano y especialmente entre aquellos que representan a la clase política. Puede que ellos sean los grandes perdedores de la campaña electoral de este año”, señala nuestro corresponsal en Estados Unidos Stefan Grobe.