Última hora

Última hora

El virus Zika amenaza el turismo

A seis meses de los Juegos Olímpicos de Río, el virus Zika perturba la recta final de los preparativos en Brasil. Para empezar, el país tiene que

Leyendo ahora:

El virus Zika amenaza el turismo

Tamaño de texto Aa Aa

A seis meses de los Juegos Olímpicos de Río, el virus Zika perturba la recta final de los preparativos en Brasil. Para empezar, el país tiene que hacer frente a la epidemia con el único medio disponible por ahora: la prevención. La prioridad es proteger a las mujeres embarazadas.

El Gobierno brasileño ha recomendado a las embarazadas que eviten viajar a Brasil, y la OMS acaba de decretar el estado de emergencia sanitaria de alcance internacional, pero el comité organizador de los Juegos Río-2016 jura que la salud de los atletas no corre peligro. Las autoridades aseguran que ganarán la batalla al Zika ya que el número de mosquitos disminuye en agosto radicalmente

Joao Grangeiro, director de los servicios médicos de Río 2016:
“No estaremos en temporada de lluvias, así que la posibilidad de riesgo de contaminación del virus Zika durante los Juegos Olímpicos no será tan elevada.”

Pero las compañías aéreas ya están empezando a reembolsar o a facilitar los cambios de billete a las mujeres embarazadas que viajan a los países afectados por el Zika. Por ahora, los turistas siguen viajando a Brasil, donde un millón y medio de personas están infectadas desde que la epidemia comenzó en enero del año pasado.

Peter Vidal, turista británico:
“Bueno, lo que oímos en las noticias en Europa te asusta, pero no impide que vengas. Es un lugar muy bonito para venir.”

En otros países tampoco se constatan anulaciones masivas a los destinos de riesgo, pero sí está habiendo un aumento significativo de la venta de seguros de anulación, lo que se considera un signo precursor del impacto que puede tener el Zika en las próximas semanas.

La epidemia se propagó rápidamente en 25 países de América, y sólo se salvarán el Chile continental y Canadá según la OMS, que prevé 4 millones de personas infectadas en ese continente. A día de hoy, hay casos registrados en 30 países del mundo.