Última hora

Última hora

Ucrania: vivir en la línea del frente en Zolotoe 3

A pesar de que los combates han disminuido, casi un año después del acuerdo de Minsk para resolver la crisis en el este de Ucrania, la vida sigue

Leyendo ahora:

Ucrania: vivir en la línea del frente en Zolotoe 3

Tamaño de texto Aa Aa

A pesar de que los combates han disminuido, casi un año después del acuerdo de Minsk para resolver la crisis en el este de Ucrania, la vida sigue siendo difícil para los civiles que viven cerca de la línea del frente. Euronews ha visitado Zolotoe 3, un pueblo en la región de Lugansk que está a sólo dos kilómetros de esa zona, en la parte controlada por el Gobierno.

Svetlana es madre soltera y como otras muchas personas en el pueblo, no tiene trabajo. La fábrica donde trabajaba se encuentra en la autoproclamada República Popular de Lugansk, al otro lado de la línea del frente:
“Tuve que dejar mi trabajo en el territorio controlado por los prorrusos, porque no es accesible por el momento, por eso nos quedamos aquí, no podemos permitirnos irnos. Espero que cuando la guerra haya terminado, las cosas vuelvan a ser como antes. Ucrania siempre será Ucrania. Pero yo no creo en nadie, ni en Poroshenko, ni en nadie.”

Muchos de los que se quedaron durante el conflicto, unas 150 personas, lo hicieron simplemente porque eran demasiado ancianos.
En la escuela primaria hay solo 11 niños, y la guardería local cerró dañada por los bombardeos: “Sólo quiero que se llegue a un entendimiento para que vuelva la paz, dice la directora del centro, y reconstruir nuestro jardín de infancia. Todavía oigo las voces de los niños.”

La realidad es que muchos de los que huyeron en los peores momentos de la guerra han regresado porque no tienen otro lugar a donde ir. La mayoría de los que trabajaban en las minas de carbón locales están ahora sin trabajo, ya que han cerrado a causa de la guerra. Ahora dependen de las ayudas de las ONG y del ACNUR.

Jeff Wilkinson, director del Alto Comisariado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR) en la región de Severodonetsk:
“Hay un alto el fuego desde septiembre que no se está respetando a la perfección, pero ha sido suficiente para que algunas familias vuelvan a sus casas. Además, por desgracia, hay muchas familias que nos han contado que la razón principal de su vuelta es que cuando fueron desplazados a determinades ciudades o pueblos no fueron capaces de encontrar la ayuda suficiente para sobrevivir. “

Zolotoe 3 cuenta actualmente con unos 800 habitantes 400 menos que antes del conflicto según el ACNUR. La agencia de la ONU distribuye la llamada “ayuda invernal no alimentaria”, es decir, mantas, velas y carbón, así como material para ayudar a reparar las casas dañadas en el conflicto.