Última hora

Última hora

Megumi Tachimoto logra una medalla histórica en el Grand Slam de París de yudo

Jornada de gloria para Megumi Tachimoto. Condecorada en el podio por Thomas Pesquet, astronauta de la Agencia Espacial Europea (ESA) y cinturón negro

Leyendo ahora:

Megumi Tachimoto logra una medalla histórica en el Grand Slam de París de yudo

Tamaño de texto Aa Aa

Jornada de gloria para Megumi Tachimoto. Condecorada en el podio por Thomas Pesquet, astronauta de la Agencia Espacial Europea (ESA) y cinturón negro de yudo, la japonesa logró un triunfo histórico. Con el oro obtenido sobre el tatami de París, Tachimoto suma 14 medallas en citas de Grand Slam en el circuito mundial; algo que hasta ahora nadie había logrado. Vencedora en la categoría de +78kg, ha ganado en cuatro ocasiones el evento que se disputa en la capital francesa.

La batalla femenina por el título de la categoría de -78kg tuvo como protagonistas a la estadounidense Kayla Harrison y a la brasileña Mayra Aguiar. En esta ocasión el triunfo correspondió a Aguiar, autora de un fantástico ippon que le permitió estrenar su palmarés en la presente temporada.

En la competición masculina, Ivaylo Ivanov se quedó con la miel en los labios en la categoría de -81kg. El búlgaro, gran promesa del yudo, logró un yuko ante Avtandili Tchrikishvili que le permitió soñar con el triunfo. Pero el georgiano le privó de la victoria con un posterior waza-ari.

La medalla de oro de la categoría de -90kg correspondió a Daiki Nishiyama. El yudoca japonés se impuso a uno de los representantes locales, Alexandre Iddir y reeditó así el éxito que había logrado hace 5 años sobre el tatami de París. En primer lugar obtuvo un yuko y, más tarde, finiquitó el combate en el suelo.

El gran momento de la jornada para el público que poblaba las gradas del Arena de París-Berçy llegó con la disputa de la final masculina en la categoría de -100kg.
Cyrille Maret, gran favorito, se hizo con el triunfo tras completar una exhibición fastuosa a lo largo de los diferentes compromisos a los que tuvo que hacer frente este domingo. Maret, se impuso al canadiense Kyle Reyes y sumó, así, su 3ª medalla de oro consecutiva en el Grand Slam de París. Con yuko en primera instancia, inmobilizó a su adversario poco después para cerrar el combate con ippon.

La gran sorpresa de la jornada que cerraba la cita parisina llegó con la decepcionante actuación de dos yudocas cubanos. Así, Idalys Ortiz cayó eliminada a las primeras de cambio en la categoría femenina de +78kg. Lo mismo le ocurrió a su compatriota Asley González en la categoría masculina de -90kg. Ortiz y González llegaban pletóricos tras lograr sendas medallas de oro en el Grand Prix de La Habana, prueba que dio comienzo a la temporada en el circuito mundial de yudo.

Y la imagen de la segunda y última jornada de competición en París llegó de la mano de Alexandre Iddir. El francés apuraba su encuentro con el georgiano Varlam Liparteliani cuando, a apenas unos pocos segundos del fin del tiempo reglamentario, venció la resistencia de su oponente con un notable ippon. Una acción que le permitió alcanzar las semifinales de la categoría -90kg y asegurarse una medalla.

La densidad de talento del Grand Slam de París explica la calidad del yudo practicado. Ha habido de todo. La tradicional potencia japonesa, la riqueza de la escuela francesa, la inconsistencia cubana, la regularidad georgiana y el inexorable progreso de los brasileños. La próxima cita tendrá lugar en Düsseldorf el 19 de febrero”, declara el enviado especial de Euronews, Pedro Lasuén.