Última hora

Última hora

Economía compartida: aprovechar recursos y bienes

Esta semana en UTalk tenemos una pregunta de James desde Londres: “¿Cuáles son los beneficios de la llamada “economía compartida” para los

Leyendo ahora:

Economía compartida: aprovechar recursos y bienes

Tamaño de texto Aa Aa

Esta semana en UTalk tenemos una pregunta de James desde Londres:

“¿Cuáles son los beneficios de la llamada “economía compartida” para los consumidores?

Nos responde Guillermo Beltrà, de la Oficina Europea de la Unión de Consumidores, es el responsable del departamento legal y económico:

La economía compartida o el consumo colaborativo está cambiando la forma en la que nosotros, como consumidores, compramos muchos productos y contratamos servicios. Puede ofrecer muchos beneficios a los consumidores europeos. Por ejemplo, permite alquilar una casa para veranear o contratar a un arquitecto o un abogado de forma mucho más eficiente que en el pasado, y a un precio más bajo.

A menudo, estas nuevas plataformas también hacen que sea más fácil para los consumidores compartir bienes y servicios de forma más eficaz que antes. Por ejemplo, ahora es mucho más fácil compartir el coste de un viaje en carretera con alguien a quien no tienes que, necesariamente, conocer, o tomar prestada una herramienta de bricolaje de un vecino con el que puedes no haber hablado nunca.

La economía compartida también nos permite, como individuos, ofrecer nuestra propiedad, nuesto apartamento, nuestro coche, o simplemente nuestro tiempo y nuestras capacidades, y a cambio generar un ingreso adicional. En estos tiempos de dificultades económicas, se trata de algo muy importante para mucha gente.

Al mismo tiempo, la economía compartida implica retos para nuestra política de protección de los consumidores a los que los sistemas europeo y nacionales deben responder. Los consumidores precisan de un ambiente sano que les permita confiar en la economía compartida.

El cambio más inmediato corresponde a la construcción de una política para entender cómo las leyes europeas y nacionales que ya existen podrán aplicarse o no a las actividades del consumo colaborativo. Esto todavía no está claro. Donde los responsables políticos descubran que las legislación existente no protege adecuadamente a los consumidores, deben actuar rapidamente para reforzar las actuales leyes y garantizar que los que ofrecen o adquieren bienes y servicios a través de la economía compartida, están siempre protegidos.

Si quiere hacer alguna pregunta, pinche en el botón de abajo.