Última hora

Última hora

Egipto: entre la desilusión y el pesimismo en el quinto aniversario de la Revolución

Cinco años después de la caída de Hosni Mubarak, desilusión y decepción son las palabras que más se escuchan en Egipto. El país no ha conmemorado el

Leyendo ahora:

Egipto: entre la desilusión y el pesimismo en el quinto aniversario de la Revolución

Tamaño de texto Aa Aa

Cinco años después de la caída de Hosni Mubarak, desilusión y decepción son las palabras que más se escuchan en Egipto.

El país no ha conmemorado el quinto aniversario de la revolución que apeó a Mubarak del poder. Pocos aquí consideran que las cosas han cambiado desde entonces, o si lo han hecho, afirma Al-haj Abdul Hai, vendedor ambulante, ha sido a peor: “Participé en la revolución del veinticinco de enero para pedir libertad, justicia social y una vida mejor, con dignidad. Cinco años después de la caída de Mubarak, la situación no es diferente. Tal vez sea peor.”

Sin embargo, hay quien considera que algo ha cambiado para siempre en el espíritu del pueblo egipcio. Jamal Edi, Fundador de la red árabe por los Derechos Humanos habla de una concienciación generalizada sobre los asuntos públicos:
“Estamos asistiendo a una contra-revolución, que está violando los derechos de los ciudadanos egipcios peor que cuando estaba el régimen de Mubarak. El gobierno militar ahora restringe por ejemplo a los medios de comunicación y a la prensa en Egipto. Lo positivo es que los egipcios han vuelto a tener un fuerte sentimiento de pertenencia a su país, y millones de ellos han sentido interés por los asuntos públicos, sea cual sea su posición.”

Para muchos en Egipto, como Mamdouh Hamza, activista político aunque Hosni Mubarak cayó, su régimen sigue vivo y el actual presidente, Abdel Fatah al Sisi ha cimentado el camino para seguir la senda de Mubarak. “El régimen de Mubarak , dice, sigue ahí, pero ha cambiado de rostro. Ahora es aún peor, pero los egipcios han cambiado mucho. No piense que el silencio de la gente estos días significa que están resignados.”

Otros consideran en cambio que instaurar una democracia es un proceso extremadamente complejo que requiere mucho tiempo. Ante la cámara de euronews, un joven afirma que el país necesita tiempo: “El ejército está tratando de intervenir en todo lo posible para restablecer la seguridad y fomentar las inversiones, conseguir que vuelvan los turistas e impulsar el desarrollo.”