Última hora

Última hora

EE UU y Rusia cruzan acusaciones en Múnich sobre la situación en Siria

Cruce de acusaciones entre Estados Unidos y Rusia sobre la situación de Siria en la Conferencia de Seguridad de Múnich. A pesar del acuerdo alcanzado

Leyendo ahora:

EE UU y Rusia cruzan acusaciones en Múnich sobre la situación en Siria

Tamaño de texto Aa Aa

Cruce de acusaciones entre Estados Unidos y Rusia sobre la situación de Siria en la Conferencia de Seguridad de Múnich. A pesar del acuerdo alcanzado para frenar la violencia en ese país, el secretario de Estado estadounidense, John Kerry, y el ministro de Exteriores ruso, Serguéi Lavrov, no han escondido sus diferencias en el asunto.
Kerry ha reprobado la estrategia militar de Rusia en Siria, algo que también ha hecho el primer ministro francés, Manuel Valls:

“En nuestra opinión, la gran mayoría de los ataques de Rusia en Siria han sido contra los grupos de la oposición. En cuanto al acuerdo alcanzado sobre el cese de las hostilidades, creemos que es crucial que los objetivos de Rusia cambien”, dijo.

Mientras tanto, el primer ministro ruso, Dimitri Medvédev, ha criticado a la OTAN por la actitud ante su país, que ha comparado con la de la Guerra Fría. Lavrov, por su parte, ha asegurado que la probabilidad de éxito del acuerdo del alto el fuego que entrará en vigor la próxima semana es de un 49%.

“No hay que demonizar a Bachar Al Asad, no hay que demonizar a nadie excepto a los terroristas en Siria. Las cuestiones humanitarias deben resolverse mediante la cooperación. Eso sí, a menos que todos los problemas humanitarios acaben y se detenga la violencia por completo, no vamos a negociar porque sería una decisión absurda”, expresó Lavrov.

James Franey, euronews:
“Existen muchas diferencias entre Estados Unidos y Rusia, especialmente sobre el futuro del presidente Bachar Al Asad.
Algunos diplomáticos occidentales ponen en tela de juicio el acuerdo alcanzado el jueves sobre el cese de las hostilidades en Siria. En estos momentos, las perspectivas de éxito para futuras discusiones de paz parecen bastante desalentadoras”.