Última hora

Última hora

Draghi admite problemas en los bancos europeos, pero asegura que el sistema es ahora más sólido

Mario Draghi defiende la mayor solidez de los bancos de la eurozona, ante la nueva amenaza de crisis que se vivió la semana pasada recordando lo

Leyendo ahora:

Draghi admite problemas en los bancos europeos, pero asegura que el sistema es ahora más sólido

Tamaño de texto Aa Aa

Mario Draghi defiende la mayor solidez de los bancos de la eurozona, ante la nueva amenaza de crisis que se vivió la semana pasada recordando lo ocurrido hace cuatro años. Delante la comisión del Parlamento, el presidente del Banco Central Europeo (BCE) arguyó sus mayores reservas de capital y de mejor calidad. Aun así, reconoció que siguen habiendo créditos morosos que desde el inicio del año han provocado el desplome de los títulos bancarios alemanes, franceses, italianos o españoles.

“Hay un grupo de bancos con elevados niveles de préstamos que no rinden (NPL)”, señaló Draghi para referirse a los más conocidos como ‘créditos basura’. “Pero estos préstamos se identificaron durante las pruebas de estrés, con el uso por primera vez de una definición común y, desde entonces, se han hecho las provisiones adecuadas. Por ello, estamos en una buena posición para hacer desaparecer estos créditos de manera ordenada dentro de pocos años”.

El temor de los inversores, sin embargo, parece ir más lejos. Con las nuevas reglamentaciones más rígidas y unos tipos de interés tan bajos, la rentabilidad de los bancos ha descendido de forma importante. Además, en el actual proceso de unión bancaria del euro quien pagará la bancarrota ya no será el Estado si no los propios accionistas de la entidad. Y estos reaccionan, ahora, retirándose del capital. También influye la fuerte caída de los precios petrolíferos y de materias primas, a los que el sector financiero europeo está altamente expuesto.

“En función de la reciente tormenta financiera, analizaremos el estado de la transmisión de nuestros impulsos monetarios en general en el sistema y, en particular, en los bancos”, prosiguió Draghi.

Esta es la promesa del presidente del BCE para la próxima reunión del consejo de gobernadores del 10 de marzo. De aquí a esa fecha, el comportamiento de un sector bancario europeo que ha perdido un cuarto de su valor desde el uno de enero será clave.