Última hora

Última hora

El precio del Brexit

RH Commercial Vehicles es una marca británica cuya actividad está íntimamente vinculada a la Unión Europea ya que, entre otras cosas, distribuye

Leyendo ahora:

El precio del Brexit

Tamaño de texto Aa Aa

RH Commercial Vehicles es una marca británica cuya actividad está íntimamente vinculada a la Unión Europea ya que, entre otras cosas, distribuye camiones suecos. Para algunos sería una paradoja que su director, Nigel Baxter, quisiera que Gran Bretaña saliera de la Unión Europea.

Sin embargo Baxter cree que su negocio quedaría libre de burocracia si Gran Bretaña fuera por su propia cuenta: “Los aspectos positivos para nosotros son que ya no estaríamos sobrecargados por la normativa. No creo que vaya a haber ningún cambio significativo para nosotros en términos de comercio. Nuestra relación es con los fabricantes europeos y esa relación va a continuar. Vamos a seguir creciendo, y desarrollándonos y ellos seguirán creciendo y desarrollándose. Hay mucho interés en ambas partes para asegurar que eso sigue así y tengo plena confianza en que así será”.

En el parlamento están a la vista las grandes diferencias entre grupos conservadores pro salida de la UE y los laboristas. Mientras que los favorables al Brexit se refieren a prioridades presupuestarias diferentes los laboristas aprecian las ventajas de un mercado más amplio.

El parlamentario Steven Baker, al frente de Conservatives for Britain, asegura que: “La ventaja de salir es que podremos controlar nuestros gastos para asegurarnos de que gastamos nuestro dinero en nuestras prioridades”.

Criterio muy diferente al del parlamentario laborista Stephen Kinnock, marido de la Primera ministra danesa Helle Thorning-Schmidt: “Sería muy malo desde el punto de vista de la inversión, ya que muchas empresas internacionales no invierten en el Reino Unido porque sea un mercado anglófono, sino también porque es un país miembro de la Unión Europea y eso les da acceso a un mercado mucho más amplio de 500 millones de consumidores “.

Según el think tank Open Europe hay vida en el Reino Unido más allá de la Unión Europea. Sin embargo, tendrían que pagar un precio por irse. Hasta el año 2030, en el peor de los casos, para el Reino Unido la salida representaría una pérdida del Producto Interior Bruto que podría llegar hasta el 3%.

Pero en el Reno Unido hay quienes se preguntan aún cuales serían los beneficios de salir de la Unión Europea. La economía británica está plenamente insertada en el marco de la Unión Europea y se beneficia de la libre circulación de mercancias en numerosas industrias que necesitan componentes que importan en ocasiones de varios países para un mismo producto.

Es el caso de Gosnells London Mead, tal y como explica su fundador Tom Gosnells: “Nuestros barriles vienen de Holanda, las botellas de Bélgica y nuestra miel de España, así que prácticamente toda nuestra cadena de suministro está relacionada con Europa. Además, ya exportamos a Italia y estamos buscando otros mercados en Europa y creo que si salimos de la Unión Europea se pondría en riesgo todo esto”.

La suerte está echada. David Cameron cuenta con la permanencia en la Europa de los 28 si las condiciones son las adecuadas para Gran Bretaña. Pero la amenaza del adios británico seguirá en pie hasta fin de año.