Última hora

Última hora

Ondas gravitacionales: a la espera de la señal del Big Bang

Leyendo ahora:

Ondas gravitacionales: a la espera de la señal del Big Bang

Tamaño de texto Aa Aa

La detección del observatorio estadounidense LIGO de ondas gravitacionales ha abierto un nuevo capítulo en la astronomía. Estas ondas llegadas a la

La detección del observatorio estadounidense LIGO de ondas gravitacionales ha abierto un nuevo capítulo en la astronomía.

Estas ondas llegadas a la Tierra son, según los expertos, el “eco” de la fusión de dos agujeros negros ocurrida a más de mil millones de años luz. Su existencia fue predicha hace un siglo por Albert Einstein.

“Se ha abierto una nueva ventana al Universo. Ahora tenemos la oportunidad de estudiar de una manera totalmente diferente fenómenos que hasta hoy desconocíamos”, asegura el profesor Gianpietro Cagnoli de la Universidad Lyon I.

Cada uno de los agujeros tiene su propia frecuencia. Algo que permitirá a los científicos estudiar en profundidad diferentes fenómenos.

“Analizando la forma de onda de la señal, podemos saber cuántas masas generan esas ondas gravitacionales y la distancia a la que se encuentran. Después, como estos parámetros son únicos, podemos decir que la señal que recibimos también es única, es como la huella digital del evento que ha tenido lugar”, añade.

Ahora que los científicos ya pueden escuchar el Universo, intentarán detectar la señal más esperada: la del Big Bang. Pero, para eso, la tecnología todavía debe progresar.

“Tendremos que esperar años para dotarnos de los instrumentos necesarios que nos permitan escuchar las ondas gravitacionales provocadas por el Big Bang”, explica el profesor Cagnoli.

Para que esto sea posible los expertos deberán aumentar en los próximos años la sensibilidad del observatorio estadounidense LIGO.