Última hora

Última hora

Tusk muestra el apoyo de la UE a Tsipras en la crisis de los refugiados

“Excluir a Grecia de Schengen no soluciona ninguno de nuestros problemas”. Es lo que ha dicho el presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk, desde

Leyendo ahora:

Tusk muestra el apoyo de la UE a Tsipras en la crisis de los refugiados

Tamaño de texto Aa Aa

“Excluir a Grecia de Schengen no soluciona ninguno de nuestros problemas”. Es lo que ha dicho el presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk, desde Atenas, donde se ha reunido con el primer ministro griego, Alexis Tsipras, respondiendo a la presión de algunos países miembros.

Atenas es una de las paradas de Tusk en su gira por distintas capitales europeas para tratar la crisis migratoria y las negociaciones con Londres sobre su permanencia en la Unión Europea (UE) antes de la cumbre de los Veintiocho, el jueves, en Bruselas.

Tusk ha mostrado a Tsipras el apoyo de la UE ante las amenazas del Grupo de Visegrado (Polonia, Hungría, Eslovaquia y la República Checa) de poner en marcha su propia política migratoria y cerrar la ruta de los Balcanes, lo que prácticamente dejaría a Grecia fuera de Schengen. El Grupo de Visegrado ha dado dos meses a Atenas para detener el flujo migratorio.

(Ni Grecia ni Europa causaron la crisis migratoria, que está llevando a nuestra Unión hasta sus límites. Grecia es uno de los países más afectados)

“Para una gran mayoría es una cuestión de prioridades diferentes. Para el Gobierno griego la máxima prioridad es obtener un informe positivo sobre el progreso económico por parte de los inspectores de los acreedores del país, mientras que la crisis de los refugiados ocupa el segundo lugar en importancia. Para Europa, la cuestión migratoria es la prioridad número uno”, ha explicado Angelos Koveos, analista político.

Más de 77.000 personas han llegado por mar a Grecia este año, según la Organización Internacional para las Migraciones.

Tsipras ha dicho que han cumplido con la construcción de los centros de registro y se han hecho progresos, aunque aún queda mucho por hacer.

“Los griegos han sido fuertemente criticados, principalmente por sus socios de Europa central, por no impedir los flujos migratorios. Sin embargo, en este tema Atenas parece contar con el apoyo de los Gobiernos francés y alemán, así como la de la dirección de las instituciones de la UE que rechazan tal propuesta (la del Grupo de Visegrado) como xenófoba y contraria al espíritu de una Europa unida”, ha señalado Stamatis Giannisis, corresponsal de euronews en Atenas.