Última hora

Última hora

El Sentinel-3A se prepara para comenzar su misión de observación de la Tierra

Leyendo ahora:

El Sentinel-3A se prepara para comenzar su misión de observación de la Tierra

Tamaño de texto Aa Aa

El satélite Sentinel-3A lanzado recientemente desde el cosmódromo ruso de Plesetsk se prepara para comenzar su misión de observación de la Tierra con

El satélite Sentinel-3A lanzado recientemente desde el cosmódromo ruso de Plesetsk se prepara para comenzar su misión de observación de la Tierra con el objetivo de realizar en tiempo real un informe sobre el estado de salud de nuestro planeta.

El Sentinel-3A forma parte de una de las seis familias de satélites que participan en el programa europeo Copérnico.

“Estos satélites son como nuestros guardianes en el espacio. Su misión es observar nuestro planeta. El Sentinel-3 nos ofrecerá una gran fotografía de la Tierra. Los instrumentos que lleva a bordo son de baja resolución así que podrán llevar a cabo su misión en tiempo real”, explica Volker Liebig, Director de los Programas de Observación de la Tierra de la ESA.

Esta misión facilitará la gestión del medioambiente gracias a los datos obtenidos, por ejemplo, sobre los lagos o los ríos o sobre el espesor de las banquisas de hielo.

“Lo que queremos conseguir con los satélites Sentinel es lo que ya se hizo hace muchos años cuando se diseñó un sistema de satélites operacionales para mejorar las predicciones del tiempo. Y esto es lo que queremos hacer con Copérnico pero en esta ocasión para mejorar la gestión del medioambiente y de la seguridad civil”, explica Liebig.

Sentinel-3A lleva a bordo varios instrumentos dotados de una serie de sensores capaces de obtener una cantidad de datos sin precedentes sobre los océanos.

“Podemos medir el nivel del mar pero también fenómenos como El Niño. A bordo también viaja otro instrumento que estudia, digamos, el color de los océanos. Así, podremos identificar los niveles de polución, la cantidad de algas pero también cambios en el uso del terreno. Hoy existen grandes ciudades que crecen cada vez más, los bosques también cambian así como la agricultura”, añade.

El Sentinel-3A también cartografiará, como explica el director del programa, los usos del terreno obteniendo datos, por ejemplo, sobre los índices de vegetación.

“Queremos contribuir con este informe a la seguridad alimentaria. Así, en el futuro, se podrán realizar mejores predicciones sobre las cosechas, por ejemplo”, dice.

Tras comprobar que todos los elementos del satélite funcionan bien, la misión comenzará dentro de cinco meses. El Sentinel-3A ofrecerá datos cada dos días. La mayoría de esos datos serán procesados y puestos a dispoción de los usuarios en unas horas.

“Todos estos datos serán procesados en tiempo real, esto significa que estarán disponibles en apenas tres horas para todo el mundo. Todos los usuarios podrán descargarlos libremente en internet”, explica Liebig.

Estos datos serán también un elemento esencial para medir los avances del cambio climático en nuestro planeta en las próximas décadas.

“Debemos respetar ciertas obligaciones en el contexto de la COP y estos datos obtenidos por el satélite ayudarán a los países a realizar los informes necesarios. Cuando, cada cinco años, se deban presentar estos informes estos datos serán muy importantes”, afirma.

Dos satélites forman parte de cada misión Sentinel. El Sentinel-3B se unirá a su pareja el próximo año.