Última hora

Última hora

Segunda jornada del Gran Premio de Dussëldorf de judo

Hasta cuatro finales se disputaron en el segundo día de competición del Gran Premio de judo de Dussëldorf. En la categoría de -81 kg, el público se

Leyendo ahora:

Segunda jornada del Gran Premio de Dussëldorf de judo

Tamaño de texto Aa Aa

Hasta cuatro finales se disputaron en el segundo día de competición del Gran Premio de judo de Dussëldorf.

En la categoría de -81 kg, el público se quedó a las puertas de celebrar un triunfo local. Joachim Bottieau privó de la medalla de oro al alemán Sven Maresch. Bottieau, que ganó por waza-ari, repite así el triunfo del año pasado en el mismo escenario.

En la misma categoría se pudo ver uno de los combates más espectaculares de la jornada. Fue en la semifinal entre el local Dominic Ressel y el georgiano Giorgi Papunashvili. Con un público totalmente entregado a su judoca, el alemán se tomó la revancha tras la final perdida en el Abierto europeo disputado el pasado mes de enero y se alzó con la medalla de bronce.

Shohei Ono brindó a Japón la tercera medalla de oro en este Gran Premio. El judoca nipón también revalidó el triunfo conseguido en 2015. Esta vez tuvo que vencer al azerí Rustam Orujov con un waza-ari por uchi-mata, aunque Ono ya gozaba de ventaja en el marcador gracias a los shidos acumulados por Orujov.

En el cuadro femenino, la austríaca Bernadette Graf privó a la delegación japonesa de su cuarto oro. La joven de 23 años, una de las promesas de la categoría de -70 kg, venció a Chizuru Arai con un espectacular ippon en el primer minuto de combate.

Y en -63 kg la victoria fue para la judoca eslovena Tina Trstenjak. La campeona mundial, que solo pudo ser quinta en el pasado Grand Slam de París, derrotó a la británica Alice Schlesinger con un ippon por osaekomi.

La sorpresa de la jornada fue la pronta eliminación de Antoine Valois-Fortier en la categoría de -81 kg. El judoca canadiense, medalla de bronce en Londres 2012, cayó eliminado en su primer combate ante el colombiano Pedro Castro.

Y la imagen del día fue un magnífico ippon de Rustam Orujev a su contricante, el mongol Khadbaatar Narankhuu.