Última hora

Última hora

Éxito total en la última jornada del Gran Premio de Judo en Dussëldorf

Si algo caracterizó la tercera y última jornada del Gran Premio de Judo celebrado en Dussëldorf fue la gran diversidad de nacionales que se alzaron

Leyendo ahora:

Éxito total en la última jornada del Gran Premio de Judo en Dussëldorf

Tamaño de texto Aa Aa

Si algo caracterizó la tercera y última jornada del Gran Premio de Judo celebrado en Dussëldorf fue la gran diversidad de nacionales que se alzaron con una medalla de oro.

En la categoría de -100 kg el oro fue para Dimitri Peters. Arropado por la grada local, el judoca alemán tuvo que remontar un combate que se le había puesto cuesta arriba. Su oponente, el cubano Jose Armenteros se adelantó con dos yukos. En los instantes finales Peters bloqueó a su adversario con un juji-gatame ganador.

En la categoría más pesada, la de +100 kg, el oro fue para el ucraniano Iakiv Khammo. El actual medalla de bronce mundial se enfrentó en la final al egipcio Islam El Shehaby. Un ippon por o-soto-gari le dio a Khammo su segundo oro en un Gran Premio.

En el cuadro femenino, victoria Audrey Tcheumeo en la categoría de -78 kg. Tras la gran desilusión en el Grand Slam de Paris, la francesa derrotó sobre el tatami a la número tres del mundo, la judoca local Luise Malzahn por waza-ari, adjudicándose de esta manera su medalla número 16 en un Gran Premio, todo un récord en el mundo del judo.

Y finalmente en la categoría de +78 kg el oro fue para Maria Suelen Altheman. La judoca brasileña, dos veces subcampeona mundial, solo necesito 56 segundos para batir a la china Yu Song con un kuzure-kesa-gatame.

La sopresa de esta última jornada en Dussëldorf fue Marcus Nyman. El judoca sueco se deshizo en semifinales del campeón olímpico, el griego Ilias Iliadis. Antes, en cuartos de final había conseguido batir a otro peso pesado de la competición, el actual campeón del mundo, el surcoreano Gwak Dong-Han. Su gran actuación durante el torneo tuvo recompensa final, proclamándose campeón en -90kg.

Y la imagen del día fue este magnífico ippon de Louise Malzanh a la británica Natalie Powell. Aunque finalmente no pudiera colgarse la medalla de oro, la ídolo local fue aclamada por un público que supo valorar su esfuerzo. Al final de la jornada, no solo los judocas tuvieron que trabajar duro sobre el tatami, sino que también tuvieron que atender que todas las peticiones de sus jóvenes fans.