Última hora

Última hora

En busca de una energía eólica de altos vuelos

Leyendo ahora:

En busca de una energía eólica de altos vuelos

Tamaño de texto Aa Aa

Los vientos son más intensos y constantes a cierta altitud en el cielo. ¡Y si pudiéramos utilizar esa fuente de energía alternativa! En este programa, vemos el trabajo de un equipo internacional de ci

Estos viejos armatostes con alas consumen muchísimo combustible y contaminan la atmósfera. Pero, ¿podríamos construir dispositivos aéreos para producir energía verde? En esta antigua base militar cerca de Lisboa, ingenieros portugueses están probando su más reciente prototipo.

Este globo se parece más a una aeronave que a una turbina de viento, pero es el resultado de un proyecto europeo de investigación destinado a producir energía eólica. Al inflarlo con 180 metros cúbicos de gas inerte, este cilindro volador resulta más ligero que el aire.

Pedro Silva, es Ingeniero Mecánico en Omnidea:

“El objetivo de esta plataforma aérea es capturar los vientos a gran altitud para aprovechar la energía eólica y trasladarla a una estación en tierra. Esta estructura se llena de helio y cuando entra en rotación puede generar una enorme fuerza de sustentación aerodinámica. Como pueden ver está bien presurizada.”

A diferencia del tradicional parque eólico, este prototipo no requiere de torres, y se puede instalar en cualquier lugar. Mientras que las turbinas eólicas se accionan con el viento en la superficie terrestre, este globo se eleva por los aires y alcanza corrientes mucho más intensas.

“Con este globo podemos ascender a una altitud de dos kilómetros sobre la superficie terrestre nos explica el ingeniero Pedro Silva. A esa altitud, la energía eólica es ocho veces mayor, y las corrientes de aire son más constantes. Así que se puede obtener más energía con este sistema”.

Los motores eléctricos hacen girar el módulo para estabilizarlo en el aire y para producir un fenómeno físico conocido como efecto Magnus, que aumenta la fuerza de sustentación.

Vemos el globo girando en el aire, pero lo que genera la energía eléctrica no es esa rotación, ¿no es cierto?

“Exactamente, asegura el ingeniero Tiago Pardal, presidente y fundador de Omnidea. Esa rotación, en presencia del viento, genera una fuerza de sustentación aerodinámica, similar a la que crean las alas de los aviones. El globo se eleva, tirando de este cable que hace girar el tambor acoplado al generador eléctrico, de modo que la electricidad se produce aquí.”

Los ingenieros están desarrollando estas hélices para que los globos puedan funcionar como drones, o servir de pequeñas turbinas de viento para generar más energía.

Renato Salles, Ingeniero de Sistemas en Omnidea, está especializado en técnicas de climatización:

“Este vehículo puede utilizarse como una plataforma aérea de transporte de carga. Obviamente, sería necesario instalar cámaras térmicas para la detección de incendios. Como el globo puede permanecer en el aire casi indefinidamente, la instalación de una cámara podría proporcionar una vigilancia constante.”

Tras alcanzar su máxima altitud, el globo deja de rotar. Por eso, tirar de él hacia abajo para su descenso a la tierra consume mucha menos energía que la que éste produce. El prototipo genera un promedio de 30 kW/hora.

El siguiente objetivo consiste en agrupar varios globos en un solo sistema para así producir más potencia.