Última hora

Última hora

Publican los documentos sobre la supuesta colaboración de Walesa con la policía comunista

Tras conocerse su existencia la semana pasada, este lunes, el Instituto de la Memoria Nacional de Polonia ha permitido la consulta de varios

Leyendo ahora:

Publican los documentos sobre la supuesta colaboración de Walesa con la policía comunista

Tamaño de texto Aa Aa

Tras conocerse su existencia la semana pasada, este lunes, el Instituto de la Memoria Nacional de Polonia ha permitido la consulta de varios documentos sobre la supuesta colaboración del expresidente polaco, Lech Walesa, con la policía secreta comunista.

Punto de vista

Dejemos que la historia me juzgue

Entre ellos, uno firmado con su propio nombre y junto a su pseudónimo “Bolek” en el que puede leerse: “me comprometo a cooperar con la polícia secreta a luchar contra los enemigos de la República del Pueblo Polaco”.

“En el pasado tuve acceso a 8 documentos sobre la colaboración de Lech Walesa bajo el pseudónimo de Bolek. Ahora, he visto una docena más. Se trata de un tipo de documentos que conciernen a los agentes secretos que colaboraron”, asegura el historiador, Slawomir Cenckiewicz, que ya sostuvo, en el pasado, que Walesa fue espía de la policía del régimen comunista.

El histórico líder ha vuelto a negar haber sido un informante de la policía secreta comunista durante un acto en Miami. La semana pasada, comentó en su blog que “cometió un error” pero que se comprometió a no revelar lo que hizo, al menos “no mientras otros no lo hagan”.

“Aparentemente firmé cosas que, hoy, me comprometen y hacen que tenga que dar explicaciones. Solo puedo decir que lo que hice lo hice con buena fé, así que dejemos que la historia me juzgue”, ha dicho Walesa.

Los documentos confiscados a la familia del último ministro del Interior del régimen comunista, Czeslaw Kiszczak, muestran que Walesa fue un informante del SB entre 1970 y 1976 y que cobró por ello. El organismo asegura que los documentos son auténticos pero no aclara si fueron “fabricados” por la polícia, una práctica común entonces.