Última hora

Última hora

Obama presenta su plan para cerrar Guantánamo

Leyendo ahora:

Obama presenta su plan para cerrar Guantánamo

Obama presenta su plan para cerrar Guantánamo
Tamaño de texto Aa Aa

Barack Obama quiere cerrar Guantánamo antes de que finalice su mandato. Lo ha reiterado este martes mientras presentaba su plan para transferir al interior de Estados Unidos a los presos que aún permanecen en la base cubana. En total, aún quedan noventa y uno de los ochocientos que llegó a alojar tras los atentados contra las Torres Gemelas.

Guantánamo no refuerza nuestra seguridad nacional. La socava y sirve de arma propagandística a los terroristas

“Se trata de cerrar un capítulo de nuestra historia”, decía el inquilino de la Casa Blanca. “Y de reflejar las lecciones que aprendimos tras el 11 de septiembre. No quiero pasarle este problema al próximo presidente, sea quien sea. Y si como nación no acabamos con esto ahora, no sé cuándo lo haremos”.

Obama propone trece localizaciones distintas para trasladar a los presos. Algunas son prisiones que ya existen y otras serían infraestructuras nuevas en el interior de bases militares de alta seguridad. Pero ninguna de ellas complace a los republicanos, que controlan el Congreso.

“Con este plan tenemos la oportunidad de eliminar una herramienta de la propaganda terrorista”, continuaba el presidente. “Reforzaríamos las relaciones con nuestros aliados, nuestra seguridad nacional y, lo que es más importante, los valores que nos definen como estadounidenses”

Aparte también existe una razón económica. Según los cálculos de la Casa Blanca, cerrando Guantánamo Estados Unidos se ahorraría entre 65 y 85 millones de dólares anuales. El plan presentado en Washington tiene ahora que pasar el filtro del Congreso. El presidente de la Cámara de Representantes, Paul Ryan, ya ha anunciado que se opondrá al traslado de presos dentro de las fronteras nacionales.

¿Quién queda en Guantánamo?

Actualmente hay 91 presos.
Más de la mitad, 46, son considerados demasiado peligrosos para confiárselos a otro país.
Otros 10 están condenados por tribunales militares.
Y los 35 restantes se ecuentran a la espera ser transferidos al extranjero.