Última hora

Última hora

A Dragon Arrives!, un repaso con aire surrealista a la historia reciente de Irán

Leyendo ahora:

A Dragon Arrives!, un repaso con aire surrealista a la historia reciente de Irán

Tamaño de texto Aa Aa

“A Dragon Arrives!” es una película con cierto aire surrealista que recorre la historia reciente de Irán. Para empezar, parece una historia de

“A Dragon Arrives!” es una película con cierto aire surrealista que recorre la historia reciente de Irán. Para empezar, parece una historia de detectives sobre tres hombres que van a la desértica y remota isla iraní de Qeshm en 1965 para investigar el suicidio de un prisionero político al mismo tiempo que el primer ministro ha sido asesinado.

A mediados de los 60, el sah Mohammad Reza Pahleví estaba en el poder y contaba con su servicio secreto SAVAK, una de las instituciones iraníes más temidas y odiadas.

La película, la quinta del director iraní Mani Haghighi, muestra las dos caras del país en aquella época. El lado más moderno de los intelectuales occidentalizados previo a la Revolución y por otro el clima de miedo generado por el régimen represivo del Sah.

La película se estrenó a nivel internacional en la Berlinale, como cinta que cerró la competición internacional.

A DRAGON ARRIVES! (2016) by Mani Haghighi [excerpt] from Richard Lormand on Vimeo.

Haghighi, que ya estuvo invitado en varias ocasiones en el festival, presentó en esta ocasión una cinca que considera caleidoscópica: “Es una película que mezcla géneros. Hay algo de Philippe Marlow, algo de Julio Verne, algo de Tintin, algo de las películas del oeste o del cine negro. Es una especie de experimento para ver qué ocurre cuando pones todos esos géneros juntos y haces referencias a todos ellos”.

Viendo el toque surrealista y humorístico de la historia, parece que el director iraní también se vio inspirado por algunos de los dramaturgos más vanguardistas del siglo XX. “Samuel Beckett, Eugène Ionesco o Harold Pinter han supuesto grandes influencias para esta película, por supuesto. La idea de buscar algo que no está ahí, esperando a que aparezca”, comenta al respecto.

La película pasa constantemente de lo que pudo ser real en el pasado y lo que pudo ser únicamente ficción. También es una manera muy personal de Mani Haghighi de tratar la historia reciente de Irán: “El hecho de recordar cosas previas a la revolución, de lo que viviste… No soy muy viejo, pero como persona de mediana edad, cuando has vivido tanto puedes pensar sobre las nociones que para ti eran reales e importantes, pero que una vez pasado cierto tiempo te das cuenta de que no eran tan reales o al menos no tan importantes. Así acabas haciendo una película como esta”.

A Dragon Arrives | Highlights Press Conference | Berlinale 2016

Watch the highlights of the last press conference of a #Berlinale2016 Competition film: A DRAGON ARRIVES by Mani Haghighi

Posted by Berlinale – Berlin International Film Festival on sábado, 20 de febrero de 2016

La Berlinale apoya constantemente al cine iraní. Este año contó con cuatro de sus películas en distintas secciones. El año pasado “Taxi”, de Jafar Panahi, se llevó el Oso de Oro pero su director no pudo salir de su país para acudir al festival, tras haber sido acusado en 2010 de “hacer propaganda contra el sistema” y habérsele prohibido hacer cine.

¿Cuál es la situación actual de los cineastas iraníes? Haghighi responde: “Es muy complicada. Es una situación compleja, como un laberinto en el que tienes que encontrar una salida. Si tienes suerte y eres listo, puedes encontrar la salida”.

Siempre hablamos de censura en Irán, pero hay algo mucho más peligroso, la autocensura. Sobre ese tema también se pronunció Mani Haghighi: “Si, siempre está ahí, ese es el principal enemigo. Creo que los censores del cine iraní son gente con la que puedes negociar si quieres hacerlo. Si eliges hacerlo, siempre hay esa posibilidad, hay cierta flexibilidad. Pero en cuanto a la autocensura, no puedes negociar contigo mismo, tienes que ser duro.. Eso es lo que intenté y creo que lo logré con esta película”.

Un dragón que vive en una grieta y que tiene el poder de hacer que los hombres hablen lenguas extranjeras es el que da el nombre al largometraje.

Estrenada en la Berlinale, de momento sus derechos de distribución han sido vendidos únicamente para Italia. El resto de países deberán esperar.

A DRAGON ARRIVES! (2016) by Mani Haghighi [excerpt] from Richard Lormand on Vimeo.