Última hora

Última hora

Las violaciones de la tregua en Siria ponen en peligro la distribución urgente de ayuda

Múltiples violaciones del alto el fuego que entró en vigor el pasado sábado en Siria. Se han producido al menos en nueve ocasiones según fuentes

Leyendo ahora:

Las violaciones de la tregua en Siria ponen en peligro la distribución urgente de ayuda

Tamaño de texto Aa Aa

Múltiples violaciones del alto el fuego que entró en vigor el pasado sábado en Siria. Se han producido al menos en nueve ocasiones según fuentes oficiales rusas, y hasta 15 para de la oposición, en 24 horas.

Fuentes independientes han difundido imágenes, cuya autenticidad no puede ser confirmada, en las que muestran la destrucción en un supuesto ataque en Daret Izza, en la provincia de Alepo.

El cruce de acusaciones por los ataques que se han registrado este domingo en el país se ha disparado. Ha habido bombardeos en Adnan, la provincia de Hama, y en seis localidades del noroeste de Alepo. También en Tel Abyad, en la frontera norte del país, donde Rusia ha acusado a Turquía de haber permitido la entrada de cien combatientes.

El presidente turco, Recep Tayyib Erdogan se ha limitado a recordar las limitaciones de la tregua pactada y su previsible fragilidad en el terreno: “A este alto el fuego la adhesión ha sido parcial. Cuando comprobamos las zonas donde el alto el fuego ha sido implementado, creo que éste solo está siendo efectivo en alrededor de un tercio de Siria”.

Parte de Siria ha logrado seguir disfrutando de una paz relativa, a la vez que Rusia acusaba a la oposición de haber atacado zonas de la capital; Arabia Saudí, aseguraba que el régimen y sus aliados han violado el alto el fuego e instaba a empezar a pensar en un “plan B”.
Y los grupos de la oposición que firmaron la tregua, han anunciado que mantendrán el cese de las hostilidades tras haber enviado una queja formal en la ONU.

Que la tregua esté en peligro significa que, como recordaba el enviado especial de la ONU esta semana, 480.000 sirios seguirán sin recibir la ayuda humanitaria urgente por la que se decidió parar temporalmente la guerra.