Última hora

Última hora

El negocio de la ceremonia de los Óscar

Todo lo que rodea a Hollywood se baña en oro y la ceremonia de los Óscar es su máxima expresión. Las cifras aumentan de año en año y algunas

Leyendo ahora:

El negocio de la ceremonia de los Óscar

Tamaño de texto Aa Aa

Todo lo que rodea a Hollywood se baña en oro y la ceremonia de los Óscar es su máxima expresión. Las cifras aumentan de año en año y algunas consignas políticas no impiden el glamour que se le quiere otorgar a la gala de entrega de los premios de la Academia de cine estadounidense. Se calcula que solo la alfombra roja que lleva al Dolby Theatre de Los Ángeles cuesta unos treinta mil dólares. Aunque se cambia cada dos años.

Cada una de las cincuenta estatuillas de oro chapado que se entregan vale novecientos dólares. Mientras que el coste en seguridad se eleva a 250.000. Y en la cena de honor tampoco se repara en gastos porque, por ejemplo, este año se abrieron mil botellas de una edición especial de champán para los más de tres mil invitados.

En total, en 2015 la Academia anunció que su presupuesto en organización había sido de 42 millones de dólares. Pero el evento le sale a cuenta porque ingresó 109 millones, doce más que en 2014. Su gran negocio es la venta de derechos televisivos a Walt Disney, que paga setenta y cinco millones cada año para retransmitir a través de la cadena ABC la ceremonia a 225 países en el mundo. Y treinta segundos de publicidad valen más de dos milones de dólares. Eso sí, la mitad que la final de la Superbowl de fútbol americano.