Última hora

Última hora

Guía del "supermartes"

¿Por qué es un “supermartes”? Este año, el 1 de marzo es un “supermartes” en Estados Unidos. Se trata de una fecha clave en el proceso para elegir a

Leyendo ahora:

Guía del "supermartes"

Tamaño de texto Aa Aa

¿Por qué es un “supermartes”?

Este año, el 1 de marzo es un “supermartes” en Estados Unidos. Se trata de una fecha clave en el proceso para elegir a los candidatos de los partidos demócrata y republicano. Este día, los ciudadanos de más de una docena de estados y territorios de Estados Unidos decidirán quiénes son los delegados que representan a los aspirantes que compiten por la candidatura de su partido.

Los delegados serán quienes al final, durante las convenciones demócrata y republicana, votarán por sus candidatos preferidos. Y los ganadores de ambas formaciones se enfrentarán en las elecciones presidenciales. Del lado demócrata, se necesita el apoyo de 2.383 delegados para hacerse con la candidatura del partido. Del republicano, son necesarios los votos de 1.237 delegados.

Teniendo estos números en mente queda claro que este “supermartes” hay mucho en juego. Según CBSNews los republicanos elegirán a casi la mitad de los 1.237 delegados “imprescindibles”. Los demócratas decidirán la suerte de alrededor de un tercio de los superelectores necesarios para conseguir la candidatura.

¿Dónde se vota?

Ambos partidos celebrarán caucus o elecciones primarias en Alabama, Arkansas, Colorado, Georgia, Massachusetts, Minnesota, Oklahoma, Tennessee, Texas, Vermont y Virginia.

Por separado, los republicanos celebrarán asambleas en Alaska, Wyoming y Dakota del Norte. Y los Demócratas, en el territorio estadounidense de Samoa.

¿Cuál es la situación?

En el campo republicano

Donald Trump encabeza los sondeos en Virginia, Georgia y Oklahoma, entre otros estados, por lo que sus rivales deberán obtener victorias importantes si quieren permanecer en la carrera por la candidatura del partido.

Ted Cruz, senador por Texas, deberá aplastar a Trump en casa, donde están en juego 155 delegados. Hay que recordar que un aspirante se llevará todos los “superelectores” se obtiene la mayoría de los votos del estado.

La campaña de Marco Rubio ha advertido de que una mala actuación en el “supermartes” significaría el fin de la aventura del senador por Florida.

El Gobernador del estado de Ohio, John Kasich, tratará de capear el temporal lo mejor posible hasta que se celebren las primarias de Michigan el próximo 8 de marzo, una cita en la que espera ganar.

En el campo demócrata

Hillary Clinton también podría dar este “supermartes” un paso decisivo en la carrera por la candidatura de su partido. Está por delante de Bernie Sanders en los sondeos de intención de voto de dos estados clave: Georgia (102 delegados) y Texas (222 delegados). Estos “superelectores” se distribuirán proporcionalmente, pero aún así la abultada ventaja de Clinton podría echar por tierra las aspiraciones de Sanders.

El senador de Vermont, que ha estado luchando cuesta arriba contra Clinton desde que comenzó la temporada de primarias, necesita ganar en grandes estados si quiere permanecer en la carrera. Por el momento, solo encabeza las encuestas en Vermont, un pequeño estado con 26 delegados.

Sanders también afronta un desafío racial: los votantes negros han apoyado abrumadoramente a Hillary Clinton en Carolina del Sur. Un analista político citado por FiveThirtyEight.com afirma: “Hay seis estados en este supermartes (Alabama, Arkansas, Georgia, Tennessee, Texas y Virginia) en los que los votantes negros representaron una mayor proporción del electorado en 2008 de lo que han hecho este año en Iowa, New Hampshire o Nevada. El hecho de que Sanders no obtuviera el respaldo de votantes negros en Nevada o en Carolina del Sur a pesar de sus esfuerzos hace difícil creer que tendrá más éxito en estos seis estados, en los que no ha hecho campaña con tanta intensidad”. Y el 66% de los 865 delegados en juego provienen de esos seis estados.

¿Cuál es la situación actual ahora mismo?