Última hora

Última hora

Australia analizará los posibles restos del vuelo MH370 hallados en Mozambique

Aunque aún es pronto para confirmarlo, estos fragmentos de un Boeing 777 podrían pertenecer al avión del vuelo MH370 de Malaysia Airlines

Leyendo ahora:

Australia analizará los posibles restos del vuelo MH370 hallados en Mozambique

Tamaño de texto Aa Aa

Aunque aún es pronto para confirmarlo, estos fragmentos de un Boeing 777 podrían pertenecer al avión del vuelo MH370 de Malaysia Airlines, desaparecido hace ahora casi dos años.

Los restos del aparato, cuya búsqueda continúa en el océano Índico, se han hallado en el canal de Mozambique, entre la costa del país y la isla de Madagascar.

Malasia ha confirmado que trabajará en estrecha colaboración con Australia, a donde se enviarán los fragmentos para ser examinados.

Según el gobierno australiano el lugar del descubrimiento concuerda con los patrones de las corrientes del Índico relacionadas con el lugar donde se sospecha que se estrelló el avión.

El ministro de Transporte australiano, Darren Chester, ha asegurado que su rol como institución líder en Australia es continuar la búsqueda en las zonas del sur del Índico.

“Cuando hay una pieza de metal que es de interés para nosotros, será correctamente evaluada. La búsqueda continúa. Ya hemos rastreado al menos 85.000 km cuadrados de los 120.000 kilómetros de la zona de rastreo”, ha confirmado el ministro.

“Empezaremos a discutir inmediatamente sobre los detalles de recuperación de los restos. Nos gustaría obtener los fragmentos tan pronto como sea posible, por lo que estamos trabajando con Australia de la manera más rápida”, ha declarado por su parte el ministro de Transporte malasio Liow Tiong Lai.

El vuelo MH370 desapareció en marzo de 2014 con 239 personas a bordo tras cambiar de rumbo cuarenta minutos después de haber despegado de Kuala Lumpur con dirección Pekín.

El verano pasado se hallaron en la isla francesa La Reunión los primeros restos del avión, lo que confirmó el único indicio de que el aparato se estrelló en el océano Índico.

Su desaparición sigue siendo uno de los mayores misterios.