Última hora

Última hora

Marunouchi, el distrito tokiota que nunca duerme

Hoy, en el programa Target, rumbo a Tokio para descubrir uno de los distritos de negocios más dinámicos del mundo: Marunouchi y sus vecinos Otemachi

Leyendo ahora:

Marunouchi, el distrito tokiota que nunca duerme

Tamaño de texto Aa Aa

Hoy, en el programa Target, rumbo a Tokio para descubrir uno de los distritos de negocios más dinámicos del mundo: Marunouchi y sus vecinos Otemachi y Yurakucho forman el corazón financiero de la capital japonesa.

Con una larga historia, este distrito experimentó diversas fases de transformación desde el siglo XIX; y se sitúa entre los Jardines del Palacio Imperial y la Estación Central de Tokio.

Aquí no hay viviendas, pero el movimiento es incesante las 24 horas del día.

Son las 9 de la mañana y les propongo presentarles a Tatsuo Nishimoto. Él es urbanista, y conoce el distrito de Marunouchi como la palma de su mano.

La visita empieza aquí, junto al Foro Internacional de Tokio, un elemento icónico de un distrito que ocupa 120 hectáreas y tiene un centenar de edificios.

Unas 230.000 personas trabajan aquí todos los días en unas 4.000 empresas. Marunouchi se ha convertido a lo largo de los años, en el centro de negocios por antonomasia de Tokio.

El 10% del PIB japonés se genera aquí.

El urbanista Tatsuo Nishimoto nos explica cómo evoluciona este distrito:

“Ésta es una zona de oficinas de primer nivel. Eso no va a cambiar, pero queremos seguir aumentando su valor, diversificando y transformando la zona, con otras cosas que se necesitarán en el futuro.”

La seguridad y la durabilidad son algunas de las cuestiones clave. Los edificios están equipados con sistemas antisísmicos y contra las inundaciones. Muchas construcciones funcionan con energías renovables.

“Instalamos tecnologías de vanguardia en los edificios, prosigue el urbanista Tatsuo Nishimoto. Así gastamos un 30% menos de energía, con un 40% menos de emisiones de CO2.”

Otra tendencia es este tipo de organización inédita, orientada al bienestar en el espacio laboral. Aquí no hay despachos, ni siquiera para el director. En su lugar disponen de espacios abiertos funcionales que buscan una mayor productividad.

A los trabajadores les gusta Marunouchi. Es el caso de Martin Stollberg, que trabaja aquí desde hace siete años.

“No se trata únicamente de un distrito de negocios, nos cuenta Martin Stollberg, especialista en inversiones. En algunos sitios sólo hay bloques de oficinas, pero aquí también puedes tomarte un café o un té. Aquí no hay solo hombres de negocios, también hay otro tipo de vida, como en el resto de la ciudad.”

Este moderno distrito aparece en todas las guías turísticas y está conectado con el resto del país. Cuenta con cientos de restaurantes y tiendas, además de los eventos culturales que se organizan cada año.

De hecho, Marunouchi será uno de los puntos neurálgicos de los Juegos Olímpicos de Tokio 2020.

En cuanto a la vida nocturna, aquí no falta. Algunos bares abren hasta el amanecer, incluso los fines de semana.