Última hora

Última hora

Eslovaquia: el batacazo de los socialdemócratas pone difícil a Fico la formación de Gobierno

Una victoria con sabor a derrota. El Partido Socialdemócrata del primer ministro saliente de Eslovaquia, Robert Fico, ha ganado las legislativas

Leyendo ahora:

Eslovaquia: el batacazo de los socialdemócratas pone difícil a Fico la formación de Gobierno

Tamaño de texto Aa Aa

Una victoria con sabor a derrota. El Partido Socialdemócrata del primer ministro saliente de Eslovaquia, Robert Fico, ha ganado las legislativas, pero ha sufrido un importante revés y va a tener difícil formar Gobierno. Según los resultados parciales, ha logrado un 27,3% de los votos, lejos del 38% que auguraban los sondeos. Ya se esperaba que iba a perder la mayoría absoluta, pero no que iba a pasar de 83 a 49 escaños, de los 150 con los que cuenta el Parlamento.

“Es cierto que los resultados de las elecciones son muy complicados, lo que confirma que nuestro sistema político es muy ‘vivo’ y que probablemente tendremos que trabajar con un gran número de los partidos que han entrado en el Parlamento eslovaco”, ha declarado el primer ministro saliente de Eslovaquia, Robert Fico.

Las negociaciones para formar Gobierno se anuncian largas, a menos de cuatro meses de que Eslovaquia asuma la presidencia semestral de la Unión Europea, el 1 de julio.

Los liberales del SaS, segunda fuerza más votada, ya han anunciado que no pactarán ni con el Partido Socialdemócrata de Fico ni con la formación de extrema derecha Nuestra Eslovaquia, que ha entrado por primera vez en el Parlamento eslovaco. Este partido, que tiene su origen en una formación neonazi ilegalizada, ha logrado 14 escaños con un discurso antirefugiados similar al de Fico.

El primer ministro saliente creía que su negativa a acoger migrantes y los buenos resultados económicos, con un crecimiento del 4,2% en el último trimestre de 2015, iban a ser suficientes para asegurarle un tercer mandato, pero la corrupción y los problemas en la educación y la sanidad, con huelgas repetidas de profesores y enfermeras, le han pasado factura.