Última hora

Última hora

Egipto: mujeres que rompen tabúes

Om Waleed es la primera mujer taxista en El Cairo. Cuando optó por esta profesión para mantener a su familia de tres miembros, tuvo el valor de

Leyendo ahora:

Egipto: mujeres que rompen tabúes

Tamaño de texto Aa Aa

Om Waleed es la primera mujer taxista en El Cairo. Cuando optó por esta profesión para mantener a su familia de tres miembros, tuvo el valor de romper tabúes y de luchar contra el rechazo social, y el acoso sistemático.

euronews recorrió con ella las calles del Cairo, una de las capitales árabes con más atascos y dificultades para circular. Su profesionalidad es equiparable a la de cualquiera de sus colegas varones.

Om waleed, taxista:
“En un primer momento me enfrentaba a un montón de problemas con otros conductores, porque se sorprendían al ver a una mujer conduciendo un taxi, y me preguntaban: “¿Estás conduciendo un taxi? ¿Que es esto?” Lógicamente volvía frustrada a mi casa, entonces empecé a mentalizarme para que no me preocuparan sus comentarios, para no escuchar sus insultos y el acoso en las calles.”

Esta es la primera gasolinera en Egipto que contrata mujeres. Son ocho, y trabajan en el turno de día. Antes han tenido que seguir una formación específica para tratar con los clientes masculinos que por lo general se sorprenden cuando las ven en la gasolinera.
Pero también hay clientes que las miran con admiración, sobre todo, mujeres.

Hadeel Ashraf, empleada de gasolinera:
Mi padre se negó al principio, me preguntaba: ¿Cómo vas a trabajar en la calle, en un lugar abierto como ese?” Y ¿cómo es que las mujeres trabajan en puestos de hombres? Se negaron en redondo, pero cuando empecé a trabajar me pareció muy fácil, no como mis padres me decían, y ya después empezaron a ceder.”

También Om Khada echa por tierra la supuesta debilidad de las mujeres. Día tras dia trabaja en este pequeño taller de metal, manejando pesadas puertas de hierro. El agotamiento físico no ha sido lo más difícil para abrirse un hueco entre sus compañeros de trabajo.

Om Khada:
“Muchas personas se extrañaban de ver a mujeres en este tipo de trabajos y tratando con los hombres en la calle; me preguntaban ¿por qué trabajas? Pero con los años, han ido a acostumbrandose y la gente ya me conoce. Te voy a decir una cosa: no es una vergüenza en absoluto que las mujeres trabajen en lo que sea mientras no sea ilegal.”

Mohammed Shaikhibrahim, euronews:
“Con estos ejemplos, que siguen siendo pocos y raros en la sociedad árabe, las mujeres demuestran una vez más su capacidad para romper las restricciones que les imponen. Pero sus sueños no se detienen ahí, la brecha entre la realidad y la ambición de lograr una igualdad sustancial sigue siendo enorme.