Última hora

Última hora

¿Por qué la UE cierra los ojos ante la situación de la libertad de prensa en Turquía?

La escasa atención que Bruselas ha prestado a los problemas de la libertad de prensa en Turquía podría responder, según algunos analistas, al hecho

Leyendo ahora:

¿Por qué la UE cierra los ojos ante la situación de la libertad de prensa en Turquía?

Tamaño de texto Aa Aa

La escasa atención que Bruselas ha prestado a los problemas de la libertad de prensa en Turquía podría responder, según algunos analistas, al hecho de que los líderes comunitarios han abandonado la idea de sumar a Ankara a sus filas.

Cengiz Aktar, politólogo del Centro de Política de Estambul, asegura que la libertad de prensa atraviesa su peor momento en décadas en Turquía.

El pasado viernes por orden judicial, el diario Zaman, el más vendido del país, fue puesto bajo control de un grupo de administradores designados por el Gobierno. Una confiscación que reduce a un puñado el número de medios de comunicación libres del control gubernamental en Turquía.

¿Libertad de prensa en Turquía?

“En lo que respecta a la libertad de prensa y de internet, los últimos dos años han sido desastrosos. Se han cerrado o han tenido que cerrar nueve canales de televisión y el gobierno ha tomado el control de varios periódicos”, denuncia el profesor Aktar en una entrevista concedida a nuestro compañero Chris Harris.

Reporteros Sin Fronteras (RSF) sitúa a Turquía en el puesto 149 de 180 países en su ránking de libertad de prensa.

Al respecto, Johann Bihr, jefe de la delegación de RSF en Europa del Este y Asia Central asegura: “Hoy el mayor problema para la libertad de prensa en Turquía es la deriva autoritaria, especialmente la del Presidente Erdogan. Cada vez se muestra más intolerante frente a cualquier tipo de crítica y, en los últimos años, todo el espectro político de los medios de oposición ha sido objetivo, uno tras otro”.

Bihr denuncia que la represión ha golpeado a todos los colores de la prensa turca, desde los medios izquierdistas a los republicanos, dejando sin cobertura mediática hechos importantes e incómodos para el gobierno como las protestas registradas en 2013 en el parque Gezi.

“Se está produciendo una guerra devastadora sin el escrutinio de la prensa”, denuncia Johann Bihr respecto a la reanudación de las hostilidades entre las autoridades turcas y el Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK) en el sureste del país. “A los periodistas se les ha prohibido cubrir los enfrentamientos. Cada semana se detiene a los que intentan informar sobre lo que está ocurriendo”, añade.

¿Bruselas ha abandonado la idea de la adhesión de Turquía?

Las negociaciones para la adhesión de Turquía en la Unión Europea comenzaron en 2005.

El pasado lunes, dos días después de la confiscación del diario Zaman, las autoridades turcas desembarcaron en Bruselas para tratar la crisis de los refugiados.

El profesor Aktar lamenta que los líderes europeos hayan decidido mirar para otro lado y obviar las críticas sobre la situación de la libertad de prensa en Turquía. Una actitud para la que encuentra la siguiente explicación: “El hecho de que estén tentados a cerrar los ojos ante algo así, para mí y para otros turcos liberales, significa que Europa ha abandonado la idea de la futura adhesión de la República de Turquía. De no ser así, habrían actuado de manera diferente y habrían advertido a Ankara. Para convencer a Ankara no es suficiente con decir que eso es contrario a los valores de Europa”, destaca.

“Mi conclusión es que han abandonado esa idea desde hace tiempo y que están encantados con el gobierno del señor Erdogan, porque es un régimen que ha alejado la idea de la adhesión. Una idea que supone un problema para muchos europeos, especialmente para los demócratas cristianos y para otros como Sarkozy en Francia que, desde el principio, se mostraron muy descontentos con la perspectiva de la adhesión de Turquía”, concluye.

‘Simplemente espantoso’

Según el jefe de la delegación de RSF en Europa del Este y Asia Central, la crisis de los refugiados y la influencia regional de Turquía en la guerra en Siria explican por qué Bruselas “deja hacer” a Erdogan. “Básicamente, lo que vemos estos días es a la Unión Europea cediendo a los chantajes de Erdogan respecto a los refugiados. Es simplemente espantoso”, se lamenta Johann Bihr.

“Parece que el equilibrio de poder se ha desplazado a Turquía o al menos parece que en Bruselas no hay voluntad de tomar el tema de la libertad de prensa como la piedra angular en su relación con Ankara. Claramente la presión internacional no es suficiente. Entendemos perfectamente el contexto regional y cuánto necesita la comunidad internacional a Turquía para resolver el conflicto en Siria y la crisis de los migrantes, pero eso no debería cegarnos”.