Última hora

Última hora

El sueño de una joven bailarina en el Teatro Bolshói

Leyendo ahora:

El sueño de una joven bailarina en el Teatro Bolshói

Tamaño de texto Aa Aa

Jóvenes bailarinas de todo el mundo sueñan con subirse un día al escenario del Bolshói. Harper Ortlieb tiene 15 años, es estadounidense y

Jóvenes bailarinas de todo el mundo sueñan con subirse un día al escenario del Bolshói.
Harper Ortlieb tiene 15 años, es estadounidense y, recientemente, ha sido aceptada en la Escuela de Ballet del teatro moscovita.

Hoy, entre los casi 800 estudiantes de esta escuela, alrededor de un 10% son extranjeros.

“Me siento muy orgullosa de haber sido aceptada en esta escuela. He aprendido muchísimas cosas en apenas dos meses. Cada día debo corregir algo. Creo que será siempre así aunque lleguemos a ser grandes profesionales. Al principio fue muy difícil pero ahora he mejorado”, asegura la joven.

Harper fue seleccionada por el Bolshói entre 15 bailarinas durante un programa de verano llevado a cabo en Estados Unidos. Hoy solo 17 estadounidenses estudian en esta escuela de ballet.

“Ensayamos mucho. Algunas veces cuando llego a casa pienso: ‘no sé si podré seguir haciendo esto’. Mentalmente es muy difícil porque todos los días alguien te dice que lo que estás haciendo está mal. Pero también mejoras y progresas cada día. Aprendes mucho de cada corrección”, afirma la bailarina.

Su profesora Tatyana Galtseva cree que la joven estadounidense reúne todas las condiciones para convertirse en una excelente bailarina de danza clásica.

“Me fijé en Harper en Nueva York durante una clase magistral organizada en verano por nuestra academia. Nos dimos cuenta de que era una chica con mucho talento. Y cuando una niña tiene tanto talento da igual de dónde venga, da igual su nacionalidad, su país de origen. Estamos muy contentos de que Harper esté aquí hoy con nosotros”, explica la profesora.

Pero la joven estadounidense deberá seguir preparándose tres años más en esta academia si quiere convertirse en una de las pocas bailarinas extranjeras que reciben el diploma del prestigioso Teatro Bolshói.