Última hora

Última hora

China se somete a reformas económicas para evitar la caída

La economía china empieza a ralentizarse pero por ello, el Gobierno no va a dejar que decaiga. Este es el mensaje, que ha querido dar el parlamento

Leyendo ahora:

China se somete a reformas económicas para evitar la caída

Tamaño de texto Aa Aa

La economía china empieza a ralentizarse pero por ello, el Gobierno no va a dejar que decaiga. Este es el mensaje, que ha querido dar el parlamento durante la sesión anual de la Asamblea Popular Nacional.
El Plan Quinquenal que se ha presentado ha sido aprobado por el 97,27% de los parlamentarios.

Para el primer ministro chino, Li Keqiang, habrá dificultades pero hay esperanza:

“Estamos convencidos de que China a largo plazo va a crecer. La confianza no nos la hemos inventado sino que estamos seguros de que mientras continúe la reforma y el aperturismo, la economía de China no va a sufrir un parón muy severo”.

Lo que esperan con este XIII Plan Quinquenal es mantener el crecimiento a un nivel medio de entre el 6,5% y el 7% durante el periodo de 2017-2020.

El producto interior bruto (PIB) tendrá que superar los 67,7 billones de yuanes, unos 9,3 billones de euros, del año pasado, a 97,2 billones de yuanes en 2020.

El programa, incluye reformas adicionales, especialmente en el sector industrial, el que más afectado está.
Con respecto al acero, el cemento y los productos químicos, hay mucha más oferta que demanda.
Los grupos que pertenecen al Gobierno tendrían que llevar a cabo reestructuraciones pero a través de fusiones o adquisiciones en vez de liquidar filiales, para evitar despidos masivos.

El Gobierno prevé eliminar entre 5 y 6 millones de puestos de empleo en los próximos dos o tres años.

Ya se aprobó un plan de ayuda de cien mil millones de yuanes para ayudar a crear mecanismos de reciclaje laboral.

Para reequilibrar la economía, hay que cambiar el modelo. La industria y el sector inmobiliario pasan por un momento delicado por la baja demanda y la gran oferta. Existe una caída de ventas y se han ralentizado las inversiones.

El desafío es orientarse hacia nuevos sectores. Los servicios, las nuevas tecnologías y el consumo interno tienen que potenciarse, sobre todo bajando los impuestos y facilitando el acceso al crédito.

Para profundizar acerca de las medidas que se aprobaron en la Asamblea Popular Nacional, hemos entrevistado al profesor asociado de la Escuela de Negocios de Londres, Kent Deng.

El periodista Neil O’Reilly le pregunta:

“Profesor Deng, muchas gracias por estar hoy con nosotros. El tema principal este año en el Congreso ha sido la economía y las reformas. ¿Los líderes políticos han dicho qué van a hacer para frenar la caída de la economía china?”.

El profesor Kent Deng, responde:
“En este congreso los líderes chinos se centraron en cómo llevar a cabo la reducción de la producción en el país, es decir, se van a centrar en el desarrollo interno, en estimular el consumo. Esta es la gran apuesta para reequilibrar la economía de China.
Veremos si esto se puede llevar a cabo.
Mi punto de vista es que estos objetivos exigen grandes cambios, no sólo en la estructura económica sino también en la filosofía política del partido que está en el poder”.

Neil O’Reilly, periodista de Euronews, pregunta:
“Debido a estos problemas económicos, la clase media de China está descontenta. Hay menos trabajos y más recortes. ¿Cree que estas nuevas políticas, esas reformas que se han aprobado se van a llevar a cabo por el descontento que existe entre la población?”.

El profesor Kent Deng, responde:
“Muy buena pregunta. No hay que olvidar que China está dirigida por un partido Leninista. Ellos saben que después de este rápido desarrollo que se estaba llevando a cabo en los últimos años, la corriente democrática se iba a desarrollar.
Pero el partido que dirige el país no quiere que esto ocurra, por eso no se ve ningún atisbo de democracia en China”.

Neil O’Reilly, periodista de Euronews, pregunta:
“La reunión ha sido seguida de cerca por la comunidad internacional ¿Cuáles son los aspectos positivos y negativos que Occidente puede extraer del Congreso?”

El profesor Kent Deng, responde:
“Podemos esperar que va a haber cierto grado de estabilidad y continuidad y que la economía va seguir creciendo a una velocidad del 8% como máximo, y, un 6% como mínimo en los próximos cinco años.
La parte negativa es el enorme reto al que se enfrenta el Gobierno central para dar lo que ha prometido a la población: por ejemplo, corregir la desigualdad económica que existe en el país.
El Gobierno tiene que animar y dar facilidades a la población para que haya más demanda y poder reducir la producción y la fuga de capitales.
También tienen que reducir la corrupción.
Para poner todo esto en práctica hay que llevar a cabo muchas iniciativas y tener el apoyo del pueblo.
Por eso creo que esto va a provocar diferentes reacciones a nivel internacional en los próximos cinco años”.

Muchas gracias por atendernos profesor Deng.