Última hora

Última hora

Intensa actividad comercial y elevada expectativa turística ante la visita de Obama a Cuba

El Hotel Inglaterra de Habana Vieja y el Hotel Quinta Avenida de Miramar serán renovados y gestionados por el grupo estadounidense Starwood.

Leyendo ahora:

Intensa actividad comercial y elevada expectativa turística ante la visita de Obama a Cuba

Tamaño de texto Aa Aa

Todo preparado para la histórica visita del presidente Barak Obama a Cuba. Han pasado casi 90 años desde que Calvin Coolidge acudiera a la isla separada por poco más de 160 kilómetros de la costa estadounidense.

El embargo impuesto hace 54 años no será levantado hasta que no lo apruebe Congreso de EEUU. Pero, el objetivo de Obama es impedir que tras las elecciones de noviembre de este año, se retroceda en el deshielo en el que ha trabajado durante su mandato. Por eso, en los últimos meses la Casa Blanca ha decretado una serie de medidas que aligeran el propio embargo en los sectores de las telecomunicaciones y el turismo.

Obama ha prometido a las organizaciones de disidentes, como las “Damas de Blanco”, que hablará con Raúl Castro de la represión y el uso de la violencia contra las libertades públicas. Es uno de los aspectos más complicados de la visita, tal y como demostró el pasado jueves el ministro de Asuntos Exteriores cubano al recordar que “nadie puede pretender que Cuba renuncie a uno solo de sus principios para avanzar hacia la normalización”.

“Lo más importante que puede haber en el mundo después de 90 años es que un presidente negro venga a Cuba a unir las relaciones y a acabar con toda aquella maldad que existía. Que se acabe el bloqueo, que se acabe ya esa humillación que hay con la base naval de Guantánamo. El mundo necesita paz”, comenta María de los Angeles Flores Oliva, residente de la Habana.

A lo que Luis Manuel Pérez Pérez añade: “Ojalá sean ciertas las intenciones del presidente y del Gobierno de EEUU de establecer relaciones de amistad sincera, sin condicionamientos, sin intereses, sino una simple relación relación de respeto”.

Aprovechando el asentamiento del deshielo de las relaciones bilaterales que comenzó en diciembre de 2014, los movimientos empresariales se han intensificado estos días.

La cadena Starwood ha firmado un acuerdo para operar el Hotel Inglaterra de la Habana Vieja y el Hotel Quinta Avenida, en la barriada de Miramar. Sus instalaciones serán renovadas y reabrirán a finales de este año.

Existe un acuerdo formal para restablecer 110 vuelos directos diarios, y los estadounidenses pueden hacer viajes en la categoría “pueblo a pueblo”, evitando la vigente prohibición de acudir como turistas.

El turismo en Cuba empieza a registrar cifras significativas: en 2015 hubo 3,5 millones, con un aumento del 77% de las visitas de ciudadanos estadounidenses (161.000 personas).

Durante la visita de dos días y medio a la isla, Obama pronunciará un discurso el martes en un gran teatro de La Habana y asistirá a un partido de béisbol americano entre la selección nacional cubana y el equipo Tampa Bay Rays.