Última hora

Última hora

Una bandera del Daésh y una bomba en una vivienda en la que estuvieron los sospechosos de los atentados de Bruselas

Horas de extrema tensión en Schaarbeek, uno de los barrios de Bruselas que la policía belga está peinando tras los atentados que han conmocionado al

Leyendo ahora:

Una bandera del Daésh y una bomba en una vivienda en la que estuvieron los sospechosos de los atentados de Bruselas

Tamaño de texto Aa Aa

Horas de extrema tensión en Schaarbeek, uno de los barrios de Bruselas que la policía belga está peinando tras los atentados que han conmocionado al país. Según algunos medios locales, los tres sospechosos viajaron juntos en taxi hasta el aeropuerto y lo llamaron desde una vivienda de ese vecindario. Allí ha estado nuestro corresponsal James Freney.

“Estamos en Schaerbeek, donde la policía mantiene cercado un perímetro de tres kilómetros cuadrados. Como se puede ver detrás de mí, han bloqueado el acceso a esta calle mientras realizan un registro en una vivienda, llevan un par de horas haciéndolo. Es posible que no puedan verlo porque es de noche y está demasiado oscuro aquí en Bruselas. Estamos a sólo unos doscientos metros de distancia de donde tiene lugar la operación. Según los medios belgas, algo que ha sido confirmado por el fiscal federal: ahí han descubierto una bandera del Dáesh, productos químicos y una bomba de clavos”, deciá Freney.

De los tres sospechosos, se cree que dos eran kamikazes y murieron en el aeropuerto. El tercero, está siendo buscado activamente por las fuerzas del orden, que encontraron en el aeropuerto un cinturón de explosivos sin activar.
La policía federal belga difundió su futo a través de twitter y solicitó la colaboración ciudadana para ayudar a capturarlo.

También solicitó a los ciudadanos que hubieran grabado con sus teléfonos móviles imágenes en el aeropuerto antes de los ataques que se las entregaran para estudiar posibles pistas.

El Dáesh se ha atribuido la autoría de los ataques en un comunicado colgado en un sitio web que utiliza habitualmente. Los tres atentados, asegura, fueron suicidas.