Última hora

Última hora

A la caza del terrorista que huyó sin detonar su bomba en Zaventem

La policía aún no lo ha identificado. Dar con él sería crucial para la investigación. Los otros tres integrantes del comando han muerto. Entre ellos había dos hermanos con un amplio historial delictiv

Leyendo ahora:

A la caza del terrorista que huyó sin detonar su bomba en Zaventem

Tamaño de texto Aa Aa

La operación sigue abierta y no se descartan nuevas detenciones en las próximas horas. La policía belga ha practicado este miércoles varios registros en los alrededores de Bruselas, aunque aún no ha dado con el tercer sospechoso del aeropuerto. Esa es la prioridad.

El comando de Zaventem lo formaban tres hombres: Ibrahim El Bakraui, que perdió la vida al detonar su carga explosiva y dos terroristas más. Uno de ellos murió matando, como El Bakraui, aunque aún no ha sido identificado. Y el otro, oculto bajo un sombrero, se dio a la fuga sin accionar su bomba.

Es el único que aún está con vida, ya que el hermano de Ibrahim, Jalid El Bakraui, también murió haciéndose saltar por los aires en la estación de Maelbeek. Se cree que tanto Ibrahim como Jalid estuvieron con Salah Abdeslam en el aparatamento de Forest.

“La policía ha encontrado un ordenador en una papelera que contiene el testamento sonoro de Ibrahim El Bakraui”, explicaba el fiscal federal, Frédéric Van Leeuw. “En esa grabación dice que no se siente seguro, que lo están buscando por todas partes y que no sabe qué hacer. Que teme acabar en una celda junto a Salah Abdeslam”.

Los hermanos El Bakraui tenían un amplio historial delictivo, aunque nunca habían sido detenidos por un delito de terrorismo.

La respuesta puede tenerla el misterioso tercer hombre de Zaventem. Se especula que podría ser Najim Laachraui, un belga de 24 años que viajó a Siria en 2013 y cuyo ADN se ha encontrado también en el material explosivo utilizado en los atentados de París.

El último parte de víctimas confirmado oficialmente por las autoridades belgas eleva a de 31 el número de muertos y a 270 el de heridos, de los cuales 17 se debaten entre la vida y la muerte.