Última hora

Última hora

La crisis de los refugiados presente en el Festival de Cine Documental de Tesalónica

Leyendo ahora:

La crisis de los refugiados presente en el Festival de Cine Documental de Tesalónica

Tamaño de texto Aa Aa

Este año, el Festival de Cine Documental de Tesalónica se centró en la crisis de los refugiados. Hubo películas con impactantes testimonios de

Este año, el Festival de Cine Documental de Tesalónica se centró en la crisis de los refugiados. Hubo películas con impactantes testimonios de personas que muestran su desesperación y sus esperanzas de tener una vida mejor. El Premio del Público al mejor largometraje documental de la 18ª edición del Festival, que terminó el pasado 20 de marzo, se lo llevó “Landfill Harmonic-A Symphony of the Human Spirit” (Vertedero armónico, una sinfonía del espíritu humano)

El documental hace un seguimiento a la Orquesta Reciclada de Cateura, una pequeña ciudad en Paraguay. Un grupo de jóvenes que vive en un barrio construido sobre un vertedero de basura en Paraguay aprendió a tocar instrumentos fabricados con desechos reciclados. Su historia se vuelve viral y la orquesta comienza a recorrer el mundo. La película es un testimonio del poder transformador de la música y la resiliencia del espíritu humano. Los directores Brad Allgood y Graham Townsley no pudieron asistir al festival.

“Argo Navis” de Stelios Efstathopoulos y Susanne Bausinger ganó el Premio del Público al mejor largometraje documental griego.

En 2003, un grupo de científicos comenzó la reconstrucción de un barco prehistórico (pentecóntero) como parte de un programa de investigación de la arqueología náutica experimental. La historia de esta nave va desde la elección de la madera para su construcción que duró dos años, hasta su navegación. El relato está basado en el mítico barco de los Argonautas, quienes debían remar 10.000 veces al día para viajar desde Volos a la antigua Cólquida. El actual Argo tiene que completar un recorrido de 1.930 kilómetros en 60 días.

Stelios Efstathopoulos, director de cine:

“Fue un viaje de ensueño en el tiempo pasado y luego de nuevo en nuestra realidad.”

Susanne Bausinger, directora de cine:

“Hicimos está película al mismo tiempo en que muchas personas se ahogaban en el mar. Me sentí muy mal por esto. La expedición de los Argonautas nos recuerda el significado del mar. Además, es un lugar en donde las ideas, los esclavos, las armas y las mercancías se intercambiaban, pero ahora debe convertirse de nuevo en un mar de paz, para la convivencia de todos los pueblos del Mediterráneo. Debe ser un lugar de cooperación para toda la humanidad, en lugar de ser una tumba.”

Maro Anastopoulou obtuvo el premio FIPRESCI para una producción griega por su documental “Whispers of the Sky” (Susurros del cielo). Las personas que viven en la pequeña isla griega de Amorgos trabajan duro y disfrutan de la vida. El capitán Constantis y Leonidas, un pastor de ovejas, han vivido toda su vida en esta isla remota. La vida cotidiana de ambos la define un objetivo en común: la lectura de las señales del cielo. Gracias a siglos de conocimientos, ambos predicen el tiempo. Las señales del cielo, los vientos, las estrellas, las nubes y el mar susurran a los habitantes de esta isla.

Maro Anastopoulou, directora de cine:

“No me esperaba este premio. Es muy importante para mí porque esta fue realmente una producción casera. Trabajamos en conjunto con mi equipo que siempre creyó en este proyecto.”

El primer homenaje del Festival fue para Mark Cousins. El realizador de Irlanda del Norte vive y trabaja en Escocia y es además curador y escritor. Empezó su carrera en el cine en 1990. Sus documentales combinan poesía, filosofía y sensibilidad. Le preguntamos a Mark Cousins por qué le gusta tanto los documentales:

Mark Cousins, director de cine:

“En inglés decimos que la verdad es más extraña que la ficción. Creo que esto es cierto. Cuando vez lo que sucede en el mundo real, cuando miras lo que pasa en una ciudad como Tesalónica, no puedes luego inventarlo. La vida es un valle de lágrimas, la vida es la cima de una montaña. Por lo tanto, las películas de ficción parecen un poco ordinarias si las comparamos con la increíble variedad de emociones que tienes cuando ves documentales.”

El segundo homenaje del Festival fue para Jon Bang Carlsen, uno de los directores más importantes de Dinamarca. Carlsen ha realizado documentales durante más de 40 años. Él es bien conocido por sus puntos de vista no muy convencionales en la puesta en escena. Carlsen desdibuja deliberadamente los límites entre el documental y la ficción. Sin ninguna inhibición, el director transforma la información que otros documentalistas prefieren grabar sin hacer cambios.

Jon Bang Carlsen, director de cine:

“En realidad, yo no creo en las verdades simples. No estoy interesado en la verdad. Estoy interesado en la honestidad. Creo que todos estamos atrapados dentro de nuestra propia mente, detrás de nuestros propios ojos. Lo único que puedo hacer como director de cine es de retratar lo que me interesa, lo que toca las emociones, con la mayor claridad y articulado de una manera artística tanto como sea posible.”

El Festival de Cine Documental de Tesalónica ya es todo un “adulto”. Pero esta expresión de Dimitri Eipides llegó a su fin en la edición de este año. Eipides es el “padre” de este niño que ahora tiene 18 años de edad. Le preguntamos por qué su Festival tiene tanto éxito:

Dimitris Eipides, director del Festival:

“Creo que el público de Tesalónica es el responsable del gran éxito del Festival. La ciudad lo acogió desde el principio y lo apoyó intensamente. Por eso es el Festival más importante de los Balcanes y también es muy elogiado en Europa.”

Yorgos Mitropoulos/euronews:

“Durante 10 días, Tesalónica disfrutó de unos 200 documentales de todo el mundo. Como un osciloscopio sensible a los problemas actuales, este Festival se centró en el problema de los refugiados y la crisis humanitaria. La presencia de películas griegas fue sorprendente. En total, 73 documentales se presentaron este año, cifra récord en la historia del Festival. Yorgos Mitropoulos, desde Tesalónica para Euronews.”