Última hora

Última hora

Exposición de Victor Vasarely en el Instituto francés de Budapest

Leyendo ahora:

Exposición de Victor Vasarely en el Instituto francés de Budapest

Tamaño de texto Aa Aa

Victor Vasarely fue capaz de jugar con nuestros sentidos. El artista francés de origen húngaro es considerado hoy como el padre del op art, también

Victor Vasarely fue capaz de jugar con nuestros sentidos. El artista francés de origen húngaro es considerado hoy como el padre del op art, también conocido como arte óptico.

Una exposición consagrada a su trabajo acaba de abrir sus puertas en Budapest. Su nieto nos explica cómo trabajaba Vasarely antes de la llegada de los ordenadores.

“Trabajaba muchísimo y consiguió crear una técnica que le permitía realizar sus obras más rápido; imaginarlas y diseñarlas. Muchas de sus obras fueron construidas a partir de un collage. Esos borradores le permitían visualizar cómo sería el resultado final de sus pinturas. Un poco de pegamento y unos recortes de cartón hacían posible la apreciación de la obra terminada. Esta es la técnica que él estableció para trabajar con ayuda de sus colaboradores”, explica Pierre Vasarely.

El Instituto francés de Budapest organiza esta exposición para celebrar el 110 aniversario del nacimiento de Vasarely. Hervé Ferrage es su director.

“Debo decir que mis obras favoritas son las realizadas en blanco y negro porque reciben las influencias de los movimientos abstracto y constructivista de los años 30”, explica Ferrage.

En 1969 el régimen comunista húngaro permitió a Vasarely exponer sus obras por primera vez en Budapest.

“Tras la exposición en Budapest de 1969, todos los intelectuales húngaros tenían en sus casas un póster de la muestra de Vasarely. Además mucha gente compró tejidos, cortinas o alfombras diseñadas con motivos del op art de Vasarely. El sueño del artista se hizo realidad en Hungría, el sueño de la democratización del arte, el sueño de convertir nuestro espacio de vida en un espacio artístico. En Hungría todo ocurrió como Vasarely había imaginado”, asegura Márton Orosz , comisario de la exposición.

La exposición dedicada a la obra de Vasarely estará abierta al público en el Instituto francés de Budapest hasta mediados de junio.

“Podemos ver cómo Vasarely multiplicó sus obras fuera de los museos. Esta baldosa de cemento fabricada en Marruecos, por ejemplo, puede ser vista en las cocinas y los baños de muchos apartamentos. Vasarely soñaba con ‘ciudades de color’, con casas que fuesen enormes obras de arte en las que vivir. Y esta baldosa, hoy tan popular, fue un primer paso”, explica Gábor Ács, de euronews.